Educación reconoce que «se pueden dilatar» los plazos de los nuevos institutos

D. L. OVIEDO.

Una vez más, parece que se avecinan retrasos para el nuevo instituto de La Corredoria. Preguntado durante su visita al colegio de Las Campas, el consejero de Educación, Genaro Alonso, reconoció que la nueva Ley de Contratos del Sector Público, en vigor desde el pasado lunes, «complica la gestión» y que «es verdad que los plazos se pueden dilatar», si bien « el compromiso de la consejería es firme».

Como recordó el socialista, la nueva edificación está pendiente «de la adjudicación definitiva de la parcela y de la elaboración del proyecto básico de construcción». Este último contrato debe licitarse de nuevo adaptándolo a la ley y a unos requisitos técnicos menos estrictos de los que motivaron un recurso administrativo, exitoso, del Colegio de Arquitectos contra los primeros pliegos, con un precio de salida de 350.000 euros.

El consejero insistió en que, pese a todo, tanto en el caso de La Corredoria como en los de La Florida y La Fresneda, «bien contando con la ley de crédito extraordinario, bien contando con otras partidas disponibles, es nuestra intención seguir adelante con la construcción de los mismos». «Es posible que se resientan los plazos, obviamente, pero en el caso de La Florida la pretensión era iniciar este año la construcción, quizás en la postrimería del año, lo mismo con el de La Fresneda», aseguró Alonso.

«Vamos a buscar una solución generosa» para el aula suprimida del Nazaret, afirma Alonso

A la visita a Las Campas también acudió el presidente de la Asociación de Vecinos de La Florida, Emilio Peña, quien expresó su voluntad de «poder inaugurar también el instituto de La Florida pronto».

Alonso también se refirió al fallo del Tribunal Supremo, todavía sin ejecutar, que anula la decisión de la Consejería de Educación de suprimir al colegio concertado Nazaret un aula de Infantil alegando insuficiencia de matriculados. «Estamos estudiando todavía la sentencia y hemos mantenido reuniones con el comité de empresa y con el gerente del centro. Hemos dicho que vamos a buscar una solución generosa desde la consejería, en cumplimiento desde luego de la sentencia, no es otra nuestra posición. Pero todavía, a día de hoy, no lo tenemos decidido», declaró el consejero, sin entrar en más detalles.

Fue el pasado marzo cuando se conoció que el Alto Tribunal rechazaba el recurso presentado por el Principado contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) que dejó sin efecto, el pasado noviembre, la resolución de la Consejería de Educación por la que suprimió un aula del colegio el curso 2015-2016.

Entonces, el comité de empresa del colegio reclamó una «mesa de negociación» para alcanzar un acuerdo para ejecutar la sentencia de forma amistosa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos