Educación trabaja para dar una «solución jurídica» al aula clausurada del colegio Nazaret

J. C. A. OVIEDO.

El consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, aseguró ayer jueves durante el Pleno de la Junta General del Principado que su departamento trabaja para buscar la «solución jurídica correcta» para cumplir así con la sentencia del Tribunal Supremo contra la supresión de un aula de Educación Infantil en el colegio Nazaret.

A preguntas de la oposición, Alonso reveló que el martes se reunió con la dirección del centro para tratar de buscar un encaje legal, una vez que ya ha conocido la inadmisión del recurso de casación presentado por el Gobierno regional frente a la decisión judicial.

Aunque la sentencia aún no es firme, el Principado, afirmó el consejero, está estudiando «seriamente» su ejecución, porque valora «muy positivamente» la labor educativa del «colegio privado concertado Nazaret» y recalcó que se actuó «como en cualquier centro público» cuando la ratio de alumnos no alcanza para mantener dos aulas abiertas con el mínimo de estudiantes.

En ese sentido, el socialista invitó a la oposición a denunciar cualquier actuación que crean ilícita.«Si tienen sospechas de una actuación ilícita, denúncielo», señaló el consejero tras garantizar que su departamento actuó con igualdad de criterios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos