Enjuician a un senegalés por crear una empresa ficticia para lograr permisos de residencia

Hay otros siete acusados por presentar la documentación de los falsos contratos laborales en Delegación de Gobierno

P. A. OVIEDO.

Creó una empresa ficticia para contratar a compatriotas senegaleses para que lograsen el permiso de residencia en España a través de falsos trabajos. Es lo que mantiene el fiscal, que acusa a un hombre senegalés de un delito de falsedad en documento oficial, por lo que le pide dos años y medio de prisión.

No será el único investigado que comparezca hoy ante el Juzgado de lo Penal. En el banquillo se sentarán también otras siete personas de la misma nacionalidad por presentar la documentación falsa en Delegación de Gobierno. Para ellos, el Ministerio Público solicita un año de prisión.

Según el escrito de acusación pública, el principal imputado se dio de alta como autónomo de la Seguridad Social para comenzar una actividad empresarial de albañilería y pequeños trabajos de construcción, que no llevó a cabo.

Aprovechando su condición de autónomo, incide el fiscal, realizó ofertas de trabajo por periodos de un año a diversos compatriotas residentes ilegalmente en España, con el fin de pudieran legalizar su situación, pese a que el trabajo que se alegaba en los contratos no existía. El acusado realizó esta actividad en connivencia con el resto de personas que se sientan hoy en el banquillo, encargados de presentar las ofertas en Delegación de Gobierno junto con la solicitud. Así, consiguieron permisos de trabajo y residencia inicial temporal en España. Después, eran dados de baja en la Seguridad Social.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos