Entran a robar y causan destrozos por 1.500 euros en un bar de San Claudio

Un vecino observa la puerta del local asaltado en la plaza de San Roque, que tiene un boquete en el cristal. / PABLO LORENZANA
Un vecino observa la puerta del local asaltado en la plaza de San Roque, que tiene un boquete en el cristal. / PABLO LORENZANA

El local que carece de actividad, ya había sido asaltado en 2016 dos veces. «Tenemos las espaldas abiertas», denuncian los hosteleros

E. V. / J. C. A. / D. L. OVIEDO.

'El Xatu Culón', bar del centro de San Claudio cerrado desde hace meses, fue asaltado por tercera vez la madrugada del martes. La entrada al local tiene el cristal roto, pero según el arrendatario del local, Jesús Álvarez, «no se han llevado nada». Con todo, «el destrozo ha sido importante. Reventaron la puerta de entrada con una arqueta de la calle y en diez minutos intentaron forzar la máquina tragaperras». Unos daños, calcula Álvarez, que ascienden a unos 1.500 euros.

Hasta el lugar se desplazaron ayer agentes de la Benemérita para esclarecer los hechos y buscar a los ladrones. Según fuentes consultadas, podría tratarse de cacos habituales a quienes las Fuerzas de Seguridad siguen la pista desde hace tiempo.

En cualquier caso, fueron discretos. «Ningún vecino escuchó nada», aseguró el arrendatario del bar, que está contento con el «buen trabajo que hace la Guardia Civil en el pueblo». «Es posible que los ladrones se avisen entre ellos. No pueden estar todo el tiempo y cuando van a otras zonas los tienen controlados», dijo. Los ladrones asaltaron 'El Xatu Culón' en dos ocasiones en el verano de 2016, causando un perjuicio cercano a los 6.000 euros.

«Estoy sin palabras. Esto es, desesperante», lamenta la comerciante Ana García

Atrascos y robos

En los últimos tiempos han sido varios los sucesos en San Claudio. El pasado noviembre, un atraco frustrado a un banco; en verano, numerosos trasteros desvalijados. Unas circunstancias que preocupan a la gente de San Claudio, en particular a los hosteleros.

«Llevábamos una temporadina tranquila y ya empezaron otra vez. Tenemos las espaldas abiertas, vas a la cama con preocupación. Aquí ya entraron una vez», señaló Rosi Pérez, que regenta una sidrería cercana al lugar del asalto. José Manuel Fernández mostró su temor: «Mañana puede pasarme a mí». Y ya le ha pasado. Aunque el récord, apuntaron ambos, se lo lleva un establecimiento de la calle Estación que ha sido robado 16 veces. «Estoy sin palabras. Esto ye una vergüenza, desesperante. Algo están haciendo mal, por la noche no pasa ni el tato», lamenta la comerciante Ana García.

Los vecinos se toman lo sucedido con más filosofía. «Veo pasar a la Guardia Civil, en términos generales no percibo inseguridad», opinó Vicente González. «De momento estamos bien», afirmó Josefina Álvarez, extremo que compartió Juan Neira, que vive en la zona rural de San Claudio. «La gente está un poco enfadada. Está vigilado, pero se pregunta, ¿por qué San Claudio?», resumió el presidente de la Asociación de Vecinos, Luis Miguel Fernández.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos