El epicentro de la fiesta toma forma

Miembros de las asociaciones se afanaban ayer con taladro y broca para dar forma a las barras y casetas. / MARIO ROJAS
Miembros de las asociaciones se afanaban ayer con taladro y broca para dar forma a las barras y casetas. / MARIO ROJAS

Los trabajos de montaje marchan «a buen ritmo para estas alturas de semana» mientras los voluntarios ultiman detalles de las casetas

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

El epicentro de las fiestas de San Mateo toma forma. Los chiringuitos, esa propuesta de arquitectura efímera, etílica y fartona que cada año, desde 1983, ocupa las plazas de Porlier y de Riego para el deleite de los juerguistas, ya se levantan sobre tacos de madera y tirantes de mecanotubo.

«Este año vamos mejor que otros para esta altura de la semana», explicaba ayer José Enrique Fernánez mientras dos compañeras hilvanaban con bridas la techumbre del Rincón Cubano. Con la estructura plantada sobre una «plaza de diseño irregular, lo que complica los trabajos» a la muchachada caribeña les queda estos días rematar «retoques, detalles en la estética y la decoración» para que todo esté listo el próximo viernes a las 20.30 horas, cuando está programada la apertura oficial del recinto festivo.

A su par, los voluntarios del Piñón Folixa repintaban la barra para dejarla «niquelada» y todos los que a media tarde de ayer se afanaban en sus casetas y barras miraban al cielo con preocupación. «Solo espero que el tiempo nos acompañe», explicaba Corujo bien resguardado bajo la carpa del Club Ciclista Colloto. ¿Qué es más duro, dar pedales o montar el chiringuito? «Depende, para los que montan en bici igual es duro, pero esto lleva bastante trabajo». Todo sea para, con la recaudación, aliviar las cuentas del club y arrancar la temporada con energías renovadas.

Tras ellos, voluntarios de la APARO sesteaban luego del empate del sábado. Aún queda tiempo hasta que el periodista Sid Lowe se encarame al balcón del Ayuntamiento para dar su pregón acompañado de las jugadoras del Real Oviedo Femenino y el Oviedo Balonmano Femenino, encargadas del encener la mecha de las fiestas. Cruzando la calle y con el empaque que da el edificio Histórico de la Universidad, los de la Asociación Cultural Vetusta también avanzaban el alzado de su instalación, que con su diseño modular estrenado el año pasado se ha simplificado mucho.

Para conciliar la vida mateína y la laboral los chiringuitos estarán abiertos hasta las 01:30 horas de domingo a jueves y hasta las 04:30 horas viernes, sábado y vísperas de festivo. Este año, tras el suspense del sorteo para adjudicar nuevos espacios a asociaciones y colectivos de la ciudad, la mano inocente del concejal de Festejos, Roberto Sánchez Ramos sacó del bombo los números de San Melchor, Tudela Veguín, los estudiantes de Medicina y la asociación Instituto de Estudios para la Paz y la Cooperación. Los dos primeros se instalarán en El Campillín los dos últimos ayer ya hacían sus pinitos en la Corrada del Obispo.

Quien ganara el sorteo el año pasado, La Mateína, este se quedó con las ganas. No será la única ausencia llorada en estos San Mateos a punto de arrancar. El Topu Fartón y su mítica panera no darán de comer y beber a la parroquia después de 33 años precedentes. Uno de los chiringuitos más míticos de las fiestas de Oviedo, que se ha ido.

Más información

Fotos

Vídeos