«Este equipo de gobierno está consiguiendo hartar al personal», dice UGT

El sindicato critica el proceder de los concejales Rosón y Sánchez Ramos y pide al alcalde que «por una vez tome decisiones»

D. LUMBRERAS OVIEDO.

«Este equipo de gobierno a nivel de personal no escucha, no entiende de autocrítica y no gobierna, está consiguiendo que el personal esté harto. Cansados de que excusen siempre sus decisiones en la normativa vigente y en la carencia de personal». Esa es la conclusión de un duro escrito de UGT en el Ayuntamiento de Oviedo que firma su secretario general, Alberto Fernández.

El sindicato habla de «propiciar el 'fusilamiento público' del personal» y de «ceses arbitrarios, nombramientos provisionales que dinamitan la negociación, generan desánimo y transmiten una imagen del Ayuntamiento que no es real». Pero centran sus críticas en dos ediles: Rubén Rosón y Roberto Sánchez Ramos, 'Rivi', a los que acusan de seguir «las mismas doctrinas irresponsables, desleales e incompetentes» y de poner «contra las acuerdas al alcalde (Wenceslao López), al concejal de Personal (Iván Álvarez) y al conjunto de trabajadores, porque están primando sus propios intereses, con el fin de tapar sus miserias y su incompetencia».

De Rosón, censuran que cesase a la jefa de Sección Turismo «basándose en denuncias de empresas de congresos». «UGT le recuerda que, si considera probadas las cuestiones que cumpla el camino a seguir es la apertura de un expediente informativo y, según resulte, la apertura de uno disciplinario o la denuncia al juzgado», exponen. Y le reprochan que hable «de nombramientos a dedo» y proponga «una adscripción provisional» a la Jefatura «que terminará siendo arbitraria, como ya hizo en el Servicio de Empleo».

A 'Rivi', a quien califican de «rey de la demagogia», le advierten de «que sea prudente en sus intenciones con la SOF (Sociedad Ovetense de Festejos» y afirma que «se amenaza e intimida con la posibilidad de que no haya fiestas en la ciudad». También hablan de que se ha modificado el estatus de dos trabajadores contradiciendo lo ya acordado con los sindicatos y que, para la Fundación Municipal de Cultura, se hará un cambio de «'estatutos constituyentes'» (en referencia a Venezuela).

Frente a los defectos de los concejales aludidos, UGT llama a «reconducir la política de personal» y a que al alcalde y el concejal de Personal «ejerzan como tales, prioricen el desarrollo de los acuerdos alcanzados y tomen, aunque solo sea una vez, decisiones».

El representante sindical finaliza su escrito señalando que es «imprescindible» que tanto Rosón como 'Rivi' «reflexionen sobre si están capacitados para ejercer puestos de tan alta responsabilidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos