El equipo de gobierno debate hoy el cierre del presupuesto para su aprobación en enero

Villa Magdalena llevó a incumplir el techo de gasto. / ALEX PIÑA
Villa Magdalena llevó a incumplir el techo de gasto. / ALEX PIÑA

La vicealcaldesa Ana Taboada asegura que pese a las tiranteces surgidas en el equipo de gobierno «no va a haber ningún problema»

D. L. / J. C. A. OVIEDO.

La intención de los socios del equipo de gobierno es que a media tarde de hoy el presupuesto municipal para 2018 esté listo. Su objetivo, que se apruebe en enero. Somos, PSOE e Izquierda Unida tienen previsto alargar la Junta de Gobierno con otra reunión en la que cerrar el capítulo de inversiones para el próximo año, una vez el gasto corriente se sitúa en 197 millones de euros.

Lo que está todavía por acordar son los 15 millones del capítulo de inversiones que se financiarán mediante un préstamo bancario. Es decir, saber qué obras de 2017 se van a quedar en el tintero y tendrán que pasar al libro del próximo año junto con las nuevas a proyectar. A ese epígrafe, el sexto, se refirió ayer la vicealcaldesa Ana Taboada en una semana que arrancó con un recado del alcalde, Wenceslao López, al concejal de Economía, Rubén Rosón. Este último, encargado de ultimar la partida en la que, previsiblemente, estará incluido el derribo del Spa del Naranco, a expensas de lo que digan los tribunales.

Sin embargo, Taboada explicó que «tenemos todos claro cuáles son las prioridades del gobierno». «No va a haber ningún problema ni lo hubo en ningún momento. Son cuestiones que llevan su tramitación y nada más, mañana -por hoy- hay que cerrarlo». La edil se refirió a la reunión «de carácter técnico» que el miércoles mantuvieron con el interventor, la oficina presupuestaria y contratación para conocer «el estado de los presupuestos y de las inversiones de determinadas partidas para que sepamos lo que tenemos que incluir en las inversiones».

Pese a prever una recaudación inferior da la de este año, el Ayuntamiento tendrá nueve millones más para el gasto social. Algo «histórico», según Rosón. La culpa es de Villa Magdalena. La partida para financiar el pago de los intereses de la expropiación del palacete cargaba contra el gasto ordinario. Así, la Concejalía de Atención a las Personas dispondrá de 800.000 euros más para Ayuda a Domicilio y un millón extra para ayudas sociales. También crecerán las partidas para becas comedor y libros.

En su alocución, Taboada miró a la intervenida Madrid. Oviedo, como la capital, lleva dos años incumpliendo la regla de gasto por aumentar el corriente por encima de lo permitido. El próximo no lo hará conjurando así el peligro de correr la misma suerte que Manuela Carmena. «Nos recorta y nos coarta el gobierno de Rajoy», afirmó la vicealcaldesa. «Los municipios tienen superávit y capacidad para dar servicios públicos. Si el gobierno nos pone límites, se cercenan los intereses de la mayoría social».

Fotos

Vídeos