El equipo de gobierno se inclina por desestimar todas las enmiendas de la oposición

Rosón sostiene que las bonificaciones propuestas por Ciudadanos «tendrían un efecto pírrico de unos pocos euros al año»

G. D. -R. OVIEDO.

Igual que la contabilidad es la ciencia 'del debe, haber y nunca hay'; los presupuestos tienen dos patas: gastos e ingresos, y los últimos, dependen cada vez más de la autonomía fiscal de los ayuntamientos. El de Oviedo someterá hoy al dictamen de la comisión de Economía el proyecto de ordenanzas tributarias del equipo de gobierno para el próximo año y también las correspondientes enmiendas de la oposición y, según fuentes del equipo de gobierno, estas últimas serán desestimadas.

Una pista en este sentido la dio ayer el propio concejal de Economía, Rubén Rosón, que criticó las propuestas por Ciudadanos para aumentar las bonificaciones en el IBI a las familias numerosas. Rosón, en un comunicado, destacó que desde las ordenanzas fiscales de 2016 «se ha doblado» la reducción de la cuota del impuesto para este colectivo, «pasando del 25% de bonificación para una familia numerosa normal (3 hijos) y el 50% para la familia numerosa especial (más de 3 hijos) a bonificaciones del 50% y el 75% en ambos casos».

Según sus cálculos, la medida supuso un ahorro anual de entre 250 y 500 euros para las familias, mientras que las bonificaciones que propone Ciudadanos «solo tendrían efecto en un número muy reducido de familias y supondría un ahorro pírrico de unos pocos euros al año»

El PP insiste en pedir que el tipo del IBI baje un 4,6%, frente al 3,6 que propone el gobierno

Rosón también aseguró que, desde el cambio de gobierno, Oviedo es una ciudad «más amigable y cómoda para las familias numerosas» y que «además de contar con más servicios públicos, sufren mucha menos carga de impuestos desde hace dos años». Rechazó también bonificar los cursos de los centros sociales porque, en su mayoría, son gratuitos y el resto apenas suponen «unas decenas de euros».

El edil de Somos Oviedo no se pronunció en cambio sobre las enmiendas presentadas por el PP. Su concejal, Eduardo Rodríguez, volvió a defender ayer que sus propuestas ayudarían «a las familias» y «impulsar la actividad económica con un objetivo prioritario: crear empleo en Oviedo».

Los populares han propuesta rebajar el tipo general del IBI en un 4,6%, frente al 3,6% de la propuesta del gobierno, para compensar el alza de los valores catastrales. Para el edil popular se trata de una rebaja «razonable y asumible, incluso inferior a la aplicada por el PP en el último mandato».

Además, los populares defienden la supresión del tipo diferenciado del IBI para grandes valores catastrales y bonificaciones en el impuesto para los nuevos negocios que se abran en el Antiguo, que incluiría también una bonificación en las licencias de reforma y de apertura, para los vecinos que se asienten en la zona del Antiguo o para fomentar el retorno de talento.

Fotos

Vídeos