Un error de comunicación altera el resultado de las votaciones participativas

J. C. A. OVIEDO.

Un problema que el Ayuntamiento achaca «ajeno a su voluntad», entre la empresa que gestiona la herramienta informática de los presupuestos participativos y el área de Participación Ciudadana, provocó ayer que los resultados presentados el lunes por Ana Taboada, la vicealcaldesa de Oviedo, cambiaran sustancialmente en el reparto de las partidas; no así en las propuestas aceptadas.

De esta manera, la adecuación de las instalaciones anejas al estadio Díaz Vega, la inversión más cuantiosa, presupuestada en 485.000 euros, queda fuera de las votaciones aceptadas. Sin embargo, para subsanar «la disparidad de datos» recibidos entre el viernes pasado y ayer por el Consitorio, el equipo de gobierno asumirá las reformas con cargo a otras inversiones municipales. Hará lo mismo con el 'Parkour Park'.

Esas dos propuestas salen de la lista de veinte iniciales pero entran tres nuevas. La ampliación de la red wifi en centros públicos por 225.000 euros y 477 votos; la peatonalización de la calle Paraíso que costará 250.000 euros y que obtuvo 453 comicios, y el acondicionamiento del camino de Olloniego a Llandellena, que recibe 319 apoyos y 80.000 euros.

Por la mañana la oposición había reaccionado con dureza al resultado de las votaciones. Covadonga Díaz, edil del Partido Popular, afirmó que «una práctica que puede ser muy buena, como son los presupuestos participativos, se ha quedado vacía e inexistente para el 99,2% de los ovetenses» en alusión al poco seguimiento de los mismos. Luis Zaragoza, de Ciudadanos, defendió los distritos como medio de canalizar la participación y lamentó que «solo pueden gastar en lo que el Gobierno les impone».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos