«Era muy especial, una persona maravillosa»

El Tanatorio Ciudad de Oviedo acogió el funeral por el joven fallecido ayer en accidente de moto/Mario Rojas
El Tanatorio Ciudad de Oviedo acogió el funeral por el joven fallecido ayer en accidente de moto / Mario Rojas

Familiares y amistades de Junior Varela, fallecido tras empotrar su moto contra una farola en Oviedo, lloran la pérdida de un joven «responsable» y «amigo de sus amigos»

CECILIA PÉREZ

En el tanatorio Ciudad de Oviedo no había espacio, esta mañana, para albergar el dolor y la rabia por la trágica muerte de Junior Varela, el joven de 23 años que falleció la madrugada del sábado tras sufrir un accidente con su moto al perder el control y empotrarse contra una farola, de la calle Antonio Sánchez 'Antón', próxima al estadio de fútbol Carlos Tariere.

Familiares y amigos dieron el último adiós a un joven "responsable, trabajador y cariñoso", destacaron de él. Lo hicieron aún consternados por una trágica muerte que su propia madre, Claudia Mena, calificó como "una imprudencia". Muy afectada, la progenitora explicó que hacía cinco meses que su hijo había comprado la moto, una máquina de gran cilindrada, porque "era su pasión". La madre aseguró que la adquisición del vehículo, de segunda mano, se hizo con el seguro obligatorio en regla, pero que ella misma le pidió al propietario que lo diese de baja "para que mi hijo no anduviera con ella porque no tenía carné". La fatalidad jugó en contra de Junior Varela ya que este mismo miércoles se iba a examinar para sacar el permiso de conducción reglamentario para pilotar este tipo de motos.

Noticias relacionadas

La capilla del tanatorio Ciudad de Oviedo se quedó pequeña literalmente, no solo porque es un espacio muy reducido sino porque decenas de amigos quisieron acompañar a la familia en este trance. Mañana se celebrará el funeral, a las seis de la tarde, en la basílica de San Juan El Real.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos