«La especulación con las marcas del Oviedo es una línea roja para Somos»

«La especulación con las marcas del Oviedo es una línea roja para Somos»
Joaquín del Olmo, Jorge Vallina y Fernando Corral, en primer plano, yendo a una reunión con el Ayuntamiento el pasado mes de abril, en la que se habló de la venta de las marcas. / PIÑA

El club tendría que pagar 1,8 millones de euros más de los que recibió en 2009, según la tasación encargada por el Ayunyamiento

ALBERTO ARCE / J. C. A. OVIEDO.

El concejal de Economía, Rubén Rosón, insistió ayer en que «desde Somos Oviedo vamos a luchar para que no se haga negocio con las marcas del Real Oviedo, hemos estado celebrando reuniones con el club, tanto públicas como a través de la Concejalía de Deportes, y les hemos hecho llegar de una forma clara y pública nuestra propuesta». El Ayuntamiento pedirá 4,8 millones de euros al club por las marcas aun cuando Rosón aseguró que «no se ha avanzado más en el precio. Para Somos Oviedo esto es una línea roja que no se puede traspasar».

El motivo fundamental de la negociación entre la entidad carbayona y el equipo de gobierno es que los tres millones de euros que puso en su día Gabino de Lorenzo sobre la mesa del club para comprar las marcas no alcanza para recomprarlas, dada la suma de 4,8 millones a la que asciende la tasación actual que ha hecho una empresa por encargo del Ayuntamiento. En la actualidad, a entidad azul utiliza su propia imagen en virtud de un convenio que se remonta a 2009 y por el que paga a las arcas municipales 60.000 euros al año.

Rosón insistió que fue «el Partido Popular el que en 2003 quiso hacer desaparecer al Real Oviedo», y añadió: «Es el equipo de la ciudad y no puede ser considerado de ninguna forma como un activo económico, sino que habrá de tenerse en cuenta indudablemente como un valor».

El alcalde, Wenceslao López, aseguró el pasado mes de abril que las negociaciones llegarán a buen puerto, pues «existe una voluntad de facilitar el proceso». El club, por su parte, lleva meses diciendo que no afrontará gastos más altos de lo debido y que su principal intención es recomprar las marcas para gestionarlas de manera total sin la existencia alquiler alguno.

Porque este es un momento diferente a aquel de 2009. El equipo no cuenta con los problemas económicos que sí presentaba entonces. La tasación de las marcas encargada por el tripartito atiende a los nuevos tiempos del Real Oviedo que, por su parte, ya había anunciado que encargaría su propia tasación, ya que aunque el Ayuntamiento quiere vender y la entidad comprar, rechaza hacerlo a cualquier precio.

Una negociación que se inserta en el historial de desencuentros entre Consistorio y club a costa del mantenimiento o la sectorización del Carlos Tartiere o la frustrada cesión del centro hípico de El Asturcón para que el Oviedo instalara allí su ciudad deportiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos