Woody Allen se queda donde está

El Consejo de Igualdad debate pero no vota retirar la estatua del cineasta y el alcalde llama a «no condenar a personas en base a rumores»

Estatua de Woody Allen en la calle Milicias Nacionales de Oviedo. /MARIO ROJAS.
Estatua de Woody Allen en la calle Milicias Nacionales de Oviedo. / MARIO ROJAS.
D. LUMBRERAS OVIEDO.

La polémica sobre la conveniencia de retirar la estatua de Woody Allen después de que su hija Dylan Farrow denunciase que abusó de ella se trasladó ayer a una larga sesión del Consejo de Igualdad, que se dividió. Algunas representantes se posicionaron a favor y otras en contra, pero sin ir más allá, a pesar de que la Plataforma Feminista de Asturias había solicitado quitarla de su ubicación en la calle Milicias Nacionales. «No se entró a valorar esa petición», indicó la presidenta del órgano, la concejala de Igualdad, Marisa Ponga.

La edil aseguró que «hubo un debate enriquecedor y se puso en tela de juicio qué significan la esculturas que tenemos en la ciudad y se opinó que había varias esculturas que eran estereotipos de la mujer». También, se planteó que se solicitara una escultura de una mujer relevante».

«Planteé que (Allen) es una persona que igual no genera consenso. Seguiremos luchando», declaró Alejandra Matallanas, representante de IU y miembro de la Plataforma, que defendió la retirada de la estatua. «Es un debate muy complicado, tampoco hubo muchas intervenciones», valoró. «La estatua creo que quedará una temporada. Es lo lógico», añadió Laura Díez, enviada de la Asociación Trece Rosas.

Antes de la sesión, aunque se remitió a lo que se decidiera en ella, el alcalde, Wenceslao López, quiso dejar claro que el tema de Woody Allen es «delicado» y que el cineasta ya fue declarado inocente. «Si empezamos a juzgar basándonos en comentarios en redes sociales, es peligroso. Hay que basarse en decisiones judiciales y no condenar a personas en base a rumores», apostilló. Ponga siguió la misma línea en la reunión: «Como Ayuntamiento no podemos tomar decisiones al margen del Estado de Derecho».

El Consejo abordó más cuestiones. Se presentó el Plan de Igualdad, que tendrá un trabajador a cargo. Después, realizar un folleto, cuyo contenido se deberá consensuar, sobre la importancia del Día Internacional de la Mujer, el 8 de Marzo y por qué se debe seguir celebrando. También se acordó apoyar los paros de la huelga feminista de dicho día, con el voto en contra del PP y la asociación Mujeres en Igualdad de Asturias. Carlota Fernández-Cid, de esta última asociación, lamentó que el consejo, de casi tres horas en el centro social de Campomanes, «se va mucho por las ramas». De la estatua, «de momento, nada».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos