Fallece una mujer de un infarto junto al Consistorio, que no tiene desfibrilador

La ambulancia, en la plaza del Ayuntamiento. / PIÑA
La ambulancia, en la plaza del Ayuntamiento. / PIÑA

Varios vecinos que auxiliaban a una doctora en la reanimación acudieron a pedir el equipo al Ayuntamiento

G. D. -R. OVIEDO.

Una mujer, A. F. F, de 70 años de edad, falleció ayer en el Hospital Universitario Central de Asturias como consecuencia de un infarto sufrido a media mañana en la bajada hacia la plaza del Sol, a escasos metros de la Casa Consistorial, a la que las personas que trataban de auxiliarla, entre ellas una médica que se encontraba en el lugar, acudieron sin éxito a pedir un desfibrilador. No lo hay. «La doctora llegó a sacarla de parada dos veces antes de que llegase la ambulancia», explicaba ayer Juan Bautista Ruiz, uno de los vecinos que cooperó con la facultativa, «pero en el Ayuntamiento no había desfibrilador».

Los hechos se produjeron hacia las 13.30 horas, cuando la mujer «se desplomó delante de nosotros», recordaba este vecino. Hasta el lugar, se desplazó una UVI Móvil, que estuvo intentando reanimar a la víctima cerca de una hora antes de trasladarla al HUCA en estado crítico, según fuentes del servicio. Falleció poco después.

Fuentes de la Concejalía de Seguridad reconocieron que la Casa Consistorial carece de equipo de desfibrilación, que sí se ha instalado en los últimos meses en equipamientos deportivos, en el centro social El Cortijo o en el Campoamor. El contrato para su adquisición, por importe de unos 3.000 euros, quedó frenado por la baja de un trabajador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos