Fallece Pedro Obegero, presidente de la SOF y concejal en los años setenta

Pedro Obegero en la plaza de toros de Oviedo / VÉLEZ
Pedro Obegero en la plaza de toros de Oviedo / VÉLEZ

Muere a los 93 años el también socio fundador del Club de Tenis y exresponsable de la Federación de Pesca; el funeral se celebrará hoy

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Pedro Obegero falleció este martes en el Centro Médico a los 93 años. Este ovetense ejemplar, solidario y emprendedor, como le recordaron ayer sus amigos y conocidos, había nacido en 1923 y fue concejal del Ayuntamiento en la década de los años setenta, con Manuel Álvarez-Buylla como alcalde. Durante este periodo también fue presidente de la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF), cuando esta entidad vivía su momento más álgido, entre otros cargos.

Deja viuda a Palmira García-Pajares, con quien tiene cuatro hijas, Lola, Tere, Cova y Marga (condesa de San Pedro), y siete nietos (Silvia, Lucía, Carlota, Brezo, Inés, Pedro y Arturo). El funeral se celebrará hoy, a la una de la tarde, en la basílica de San Juan el Real. Posteriormente, sus restos mortales se trasladarán al cementerio de El Salvador. El domingo se oficiará otra misa en su recuerdo, a las doce del mediodía en San Juan.

Todos le recordaron ayer con admiración: «Era un trabajador incansable, amable, afable y con mucha iniciativa», le describió ayer el edil popular Fernando Fernández-Ladreda. Ambos compartieron más de una charla en el Real Club de Tenis de Oviedo.

El fallecido perteneció a una de sus juntas directiva y fue «socio fundador», rememoró ayer Ignacio Martínez, directivo de Liberbank y expresidente de la SOF. El actual responsable del club, Antonio Retana, se sumó a las muestras de cariño: «Era una persona que tenía mucho arraigo entre los socios. Hace dos meses coincidí con él; a partir de ahora lo echaremos de menos». Asimismo, destacó que era «muy entrañable y querido» y que le gustaba debatir sobre la actualidad asturiana y ovetense. Una afición que también resaltó Martínez: «Oviedo era protagonista de sus conversaciones, ya que gracias a que fue edil del Ayuntamiento conoció a mucha gente relevante» y también fue protagonista de muchos hechos históricos.

«Un leal de Tapia»

Entre sus muchos amigos se encontraba Graciano García. El director emérito de la Fundación Princesa de Asturias calificó a Obegero como una persona que se desvivía por Oviedo, ciudad que «ha perdido una referencia ejemplar y Tapia de Casariego a un leal».

El ovetense pasaba los veranos en esta villa del occidente asturiano junto a su familia. Allí tenía una casa, a la que en más de una ocasión acudió como invitado Francisco González Álvarez-Buylla. El presidente de la Sociedad Filarmónica de Oviedo recordó sus tardes de charla y de pesca por la región: «Le gustaba ir al salmón». De hecho, el exconcejal pasó alguna que otra jornada en los ríos asturianos con Francisco Franco cuando ostentó la presidencia de la Federación Provincial de Pesca Deportiva.

En la misma línea, el presidente de la Sociedad Filarmónica, Jaime Álvarez-Buylla, afirmó que Obegero era un «gran profesional» que se desvivió por la capital asturiana y «siempre hacía favores sin tener que pedírselo». Igualmente, el presidente de la Ópera de Oviedo, Jaime Martínez, explicó que era un apasionado de Oviedo y el excalcalde Antonio Masip comentó que era un hombre «muy cordial» con el que compartió alguna que otra tertulia. Decenas de personas se acercaron ayer hasta el tanatorio de Los Arenales para abrazar a la familia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos