La falta de seguridad del Auditorio de Oviedo obliga a cerrar la tercera planta y el sótano

La entrada principal del Auditorio Príncipe Felipe, cuya tercera planta se cierra al público. / P. LORENZANA
La entrada principal del Auditorio Príncipe Felipe, cuya tercera planta se cierra al público. / P. LORENZANA

El Ayuntamiento prohíbe también el uso simultáneo de las salas principales hasta realizar las obras para cumplir la normativa de incendios

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

El Auditorio Príncipe Felipe seguirá abierto al público aunque con restricciones. El concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, anunció ayer las medidas provisionales para garantizar la seguridad en este importante equipamiento tras saltar las alarmas de que no cumplía la normativa contra incendios. Siguiendo las indicaciones de la jefa de Bomberos, Carmen del Prado, el Ayuntamiento cerrará la tercera planta y el sótano -la cafetería y el restaurante seguirán con la persiana bajada-, se eliminará la sala de exposiciones, los pasillos serán únicamente vías de paso y las oficinas seguirán funcionando con normalidad.

Además, la sala principal, la polivante y la de cámara no podrán usarse de forma simultánea y se mantiene la ocupación máxima de la primera de estas tres estancias en 1.500 personas. Entre el paquete de medidas también se incluye que mientras haya actividad en el Auditorio, el garaje deberá estar libre de vehículos.

Estas son las restricciones fijadas a la espera de que el arquitecto José Luis Pérez Lozao elabore un informe con las soluciones definitivas, que marcarán las obras necesarias para cumplir las normativas contra incendios .

Del Prado ha estado veinte días trabajando en el documento de doce páginas presentado ayer a los medios de comunicación. El 22 de septiembre a las dos de la tarde recibió un correo electrónico del alcalde, Wencesleo López, donde le solicitaba que elaborase un estudio detallando los problemas del Auditorio. En las primeras líneas, llama la atención la crítica al primer dossier sobre la seguridad, realizado el 19 de febrero de 1999. Denuncia que no «estaba acompañado de planos», lo que impidió comprobar con certeza su «cumplimiento».

Sin embargo, Del Prado concluye que el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) nunca emitió «ningún proyecto favorable sobre el proyecto» de obra ni tampoco sobre el inmueble y su puesta funcionamiento. Porque, desde el año 2000, el área no tiene competencias para emitir informes sobre el estado de los edificios públicos contra los incendios, ya que el equipo de gobierno decidió por aquel entonces que le correspondía analizarlo a la Sección e Licencias Urbanísticas.

Los problema detectados en el edificio son numerosos a pesar de que lleva 18 años funcionando y no se ha registrado ningún incendio. Hay una «falta de sectorización, escasa ventilación de las escaleras que supuestamente se proyectaron como protegidas, el no uso de protecciones ignífugas...». Todo ello ha llevado a que de forma provisional y hasta que se realicen las obras necesarias, no se usen las cinco salas de la tercera planta ni tampoco las ocho cabinas de estudio y la sala de ensayo de la Real Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo.

Más noticias

La primera de estas medidas se ha tomado después de que Del Prado constatase que el recorrido de evacuación de la tercera planta es «excesivo». Señala que la normativa contra incendios establece que como máximo los ciudadanos deben de recorrer cincuenta metros hasta dar con la salida de emergencia. Sin embargo, en el Auditorio esta cifra se multiplica con tres. Es decir, hasta los «150 metros».

Asimismo, explica que la escalera «no está protegida» y los pasillos de evacuación «no tienen la anchura adecuada». «La tercera planta cuanta con una ocupación real de 490 personas. Sin embargo las vías de evuaciación tienen capacidad para 440 ciudadanos, siempre que se retiren las jardineras y demás elementos que lo estrechan».

De igual forma, la jefa de Bomberos espefica que los pasillos del sótano tienen una «configuración laberíntica y falta que se señalen las vías de evacuación junto al alumbrado de emergencia». Es por ello que esta área permanecerá y la Real Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo y el resto de actividades programas en estas dos plantas se reubicarán. Eso sí, el concierto de los Premios seguirá tal y como estaba proyectado.

Fotos

Vídeos