«Esperamos todo el año la Cometcon»

Multitud de personas acudieron ayer a la Cometcon. En la imagen, la cola, poco antes de las cuatro de la tarde, cuando se inauguró la convención./Álex Piña
Multitud de personas acudieron ayer a la Cometcon. En la imagen, la cola, poco antes de las cuatro de la tarde, cuando se inauguró la convención. / Álex Piña

La inauguración de la gran convención de ocio alternativo, un éxito de ambiente

DANIEL LUMBRERASOviedo

Minutos antes de las cuatro de la tarde, hacia el final de una cola para acceder al Palacio de Congresos que llegaba hasta el parque, esperaban, procedentes de Madrid, tres chicas con la túnica de los alumnos de Hogwarts: «Llevamos todo el año esperando por la Cometcon». Claudia Suárez, la ovetense y de la casa Gryffindor, atrajo a las otras dos; prefiere el evento local a los de la capital del Reino. «Apreciamos la variedad y lo artesanal, y que vienen ‘cosplayers’», terció su amiga de Slytherin, María Calvo.

La sexta edición del mayor congreso de Oviedo, referente en el norte de España, comenzó sin prisa pero sin pausa. El nuevo sistema de entradas de un solo acceso dividió la cola en dos y facilitó un tráfico fluido de gente: los que salían se compensaban con los que entraban. «Me agrada que no haya exceso de gente, que se pueda respirar. Han acertado con el método de las entradas», valoró el ovetense y habitual del evento Mario Álvarez, que, sin embargo, iba como la Princesa Peach.

Era fácil perderse entre talleres, conferencias y la multitud de productos a la venta: camisetas, juegos antiguos y modernos, libros, cómics, complementos frikis, tableros de rol, láminas, tazas, pulseras... hasta una barra de chocolate con la cara de un personaje de ‘Stranger things’ se llevó algún visitante.

Muchos iban un poco a ver qué se cocía allí, sin pensar en una actividad en concreto, a ojear los puestos. Era el caso de dos amigos de La Felguera que repetían visita a la Cometcon, Almudena Moreno y Luis Fernández. Llevaban ‘cosplays’ de Yuri de ‘Yuri on ice’ y Nageto’ de ‘Dan gan ron pa’. «El ambiente es bueno», apreciaba Moreno; miebreas su amigo observaba que el recinto estaba «muy lleno para ser viernes».

Los comerciantes no paraban de atender gente. Entre los artesanos, había alguno nuevo en una esquina, como el puesto avilesino Frikifrog, de Javier Echeverría y Natalia Domínguez. Venden objetos de madera elaborados y a menudo también pintadas a mano de ‘Sailor Moon’ u ‘One Piece’. También, los huevos de dragón de ‘Juego de Tronos’. «Estamos un poco apartado. Es lo que nos tocó, pero esperamos que vaya bien», aventuró Domínguez.

Junto a la sala de cristal repasaba sus cuadros de fantasía épica el ovetense Breogán Álvarez, que lleva en la convención desde que comenzó. «Cada año parece que va a más, hay más gente y más entusiasmo», afirmó. Esperaba más clientes las próximas jornadas: «Al principio la gente es un poco tímida. El primer día van coqueteando, los siguientes a saco. Ven que se acaba y ya saben lo que quieren».

Aunque la Cometcon estuviera ayer llena de aficionados a los videojuegos exprimiendo ordenadores, realidad virtual y consolas, también tenía su lado analógico. En la parte superior del Calatrava, muchos visitantes se interesaron por la carpa ‘Regreso al pasado’, donde se practicaba la esgrima, se mostraban armaduras y armamento y se recreaba cómo era el pabellón militar de un noble del siglo XII. «Está habiendo bastante interés, tenemos lleno en las actividades de iniciación», aseguraba Íñido Noval, de las asociaciones de Esgrima Antigua y La Guardia. Los visitantes se acercaban con«bastantes preguntas sobre las espadas. Si son de verdad, si pesan lo que deberían...».

La organización andaba casi que no daba abasto, pero satisfecha. «Tuvimos una apertura buena. El sistema de acceso logra una afluencia aceptable», declaró el director del evento, Héctor Lasheras, que aspira a repetir la cifra de 18.000 asistentes de la quinta edición.

La fiesta terminó a las diez de la noche. Hoy será el gran día, con el concurso de ‘cosplay’. Entere los puestos se paseaban, solemnes y hermosos, las estrellas rusas de este arte ‘Narga y Aoki’, él como Terra de ‘Kingdom Hearts’ yella como Daenerys Targaryen, la famosa ‘khaleesi’ de ‘Juego de Tronos’.

Más información

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos