Faro urge su museo de la cerámica por el que espera desde 2014

Los vecinos muestran al alcalde lo desatendido que está un camino.
Los vecinos muestran al alcalde lo desatendido que está un camino. / MARIO ROJAS

El alcalde dice que existen problemas para encontrar la parcela adecuada y espera encontrar una solución «pronto»

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

José Vega, 'Selito', es el último alfarero «superviviente» de Faro. A finales del siglo XIX había en la parroquia 65 talleres, pero la apertura de la fábrica de San Claudio, hizo que los ovetenses prefiriesen «comer en platos de loza que en los de barro» y los artesanos cerraron sus puestos. Pero Vega ha resistido a todos los embites que se han puesto por el camino. Desde los años 40 es el único vecino de la zona que mantiene esta tradición. Para que no desapareciese con él, IU arrancó, a cambio de su abstención, la inclusión en los prsupuestos de 2014 de una partida para la redacción del proyecto de un museo de la cerámica de Fato. Vega recordó ayer este compromiso y que el proyecto no solo serviría para exponer las piezas, sino que también para enseñar a los ovetenses a utilizar el barro e investigar sus orígenes.

Esta idea cuenta con el visto bueno del actual equipo de gobierno, pero no con dinero. El proyecto desapareció de los presupuestos de este año. Según explicó ayer el alcalde, Wenceslao López durante un encuentro con vecinos de Faro, Limanes y Villamiana, el Ayuntamiento ha dedicado «un esfuerzo enorme a este proyecto, pero se resiste a caminar». Y es que el gobierno local no encuentra una parcela adecuada donde construir este edificio y esperan que el «nudo se deshaga pronto».

«Este centro es fundamental porque forma parte de la historia de Oviedo», destacó para a renglón seguido comentar que seguirán trabajando en él para que vea la luz lo antes posible.

La construcción de este museo sobre la alfarería de Faro no es la única reivindicación que tienen los vecinos de la zona. Piden que se mejore el asfalto de algunos caminos, ya que «el firme está en mal estado» y que se coloque alumbrado público. Además, solicitan que se limpien los caminos, debido a que la maleza invade la mitad de un carril: «Algunos vecinos nos comentan que evitan algunas caleyas porque las hierbas rayan la carrocería del coche», explicó la presidenta de la asociación de vecinos de Limanes de Oviedo, Eva Sánchez.

Por otro lado, el alcalde destacó que es «obligatorio» visitar las distintas localidades del concejo de Oviedo y reunirse con las asociaciones vecinales, ya que ellos son los que conocen los problemas de primera mano. «Necesitamos interlocutores que nos comuniquen qué es lo que pasa. Es bueno separarse de los papeles y el despacho», dijo.

Fotos

Vídeos