El Ayuntamiento de Oviedo garantiza La Ascensión en la losa al iniciar la obra en verano

El Ayuntamiento de Oviedo garantiza La Ascensión en la losa al iniciar la obra en verano

El contrato para eliminar las humedades de la plaza de los Ferroviarios se adjudicará esta primavera tras la aprobación de la liquidación

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

La concejala de Infraestructuras, Ana Rivas, informó ayer que las obras para eliminar las humedades de la losa comenzarán este verano, por lo que no afectarán a la celebración de La Ascensión: «Estos trabajos se encuentran ahora en fase de tramitación y no podemos empezar con la rehabilitación antes de que se produzca este feria, que tendrá lugar del 11 al 13 de mayo», apuntó ayer la edil socialista durante la visita a las obras de asfaltado de dieciséis calles de Ciudad Naranco.

Una vez que las carpas con los expositores sobre el campo asturiano abandonen la plaza de los Ferroviarios y la avenida de la Fundación Príncipe de Asturias, el equipo de gobierno adjudicará el contrato, que asciende a dos millones de euros. Siete empresas -las UTE CGS-Nemesio Bedia y Contratas Iglesias-Arposa, Sardalla, Ogensa OCA, Imesapi y Copcisa- se presentaron al concurso. A pesar de que la mesa de contratación ya ha analizado todas las ofertas, el contrato aún no se ha cerrado. La rehabilitación de la losa se financiará con el remanente de tesorería de 2016 y hasta que no se apruebe la liquidación de 2017 no se podrá utilizar este dinero.

Será en verano cuando comiencen los trabajos en la losa, con el desmontaje de cada una de las plaquetas que componen la plaza de los Ferroviarios y que tiene una superficie de más de una hectárea -10.500 metros-. Después se retirará la cubierta y el cemento hasta que quede al aire el esqueleto de esta construcción.

Más información

Una vez llegado a este punto arrancarán las labores de reconstrucción. Se reharán las galerías de servicios y se aplicará una capa de mortero especial y aislante a lo largo de toda la superficie. También se extenderá una membrana de poliuretano «para una impermeabilización con elevada elasticidad, con capacidad de punteo de fisuras, elevada resistencia química y resistente a la abrasión».

Además de eliminar las humedades, se suprimirán las farolas y la fuente central. Cuando el Ayuntamiento acometió la urbanización de la plaza, abrió más de ochenta arquetas (de alumbrado, de abastecimiento, para la fuente y bocas de riego y de recogida de pluviales), así como sumideros, rejillas, columnas de alumbrado que perforaron la lámina impermeabilizante superior. Para ello se agujereó al menos ochenta veces la cubierta antes de siquiera inaugurar la plaza y las goteras comenzaron casi a continuación.

A cambio, se instalará una zona ajardinada y la iluminación correrá a cargo una torre de doce metros de altura que se colocará en la propia fuente y tendrá tres metros de diámetro donde se instalarán una docena de fotos de 200 vatios.

Obras pendientes

La renovación de la losa, inaugurada en 1999, no es la única de las grandes obras que el equipo de gobierno tienen pendientes. También está la reurbanización de la calle Goya. La edil de Infraestructuras explicó ayer que estas obras están en fase de adjudicación después de la que mesa de contratación propusiese la semana pasada que la UTE Contratas Iglesias y Arposa sea la encargada de realizar estos trabajos. Lo harán por 515.000 euros.

Temas

La Losa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos