La fiesta de Montecerrao se despide con otro «sabotaje»

Varios voluntarios limpiando el prao de la fiesta, ayer a la mañana. / A. P.
Varios voluntarios limpiando el prao de la fiesta, ayer a la mañana. / A. P.

Un incendio tras el espectáculo pirotécnico quema una zona de matorrales y plumeros, lo que dificultó su extinción | El portavoz vecinal Ramón del Fresno denuncia ante la Policía que el fuego fue «intencionado», igual que el incidente en la mesa de sonido del sábado pasado

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Lo que mal empieza mal acaba. Una frase hecha que resume lo que han sido las fiestas más polémicas de todas las ediciones de Montecerrao. Las celebraciones empezaron con la denuncia por un pregón «sexista» y terminaron con un incendio, tras los fuegos artificiales que pretendían firmar el colofón a seis días de celebración. El organizador de los festejos y presidente vecinal, Ramón del Fresno, lo tildó de «sabotaje» e interpuso una denuncia ante la Policía Nacional.

El fuego se inició nada más finalizar los fuegos artificiales, a cargo de Pirotecnia Pablo, de Cangas del Narcea. De hecho, fue su responsable quien avisó a la Policía Local a las doce y veinte de la noche. A pesar de que se inició en la zona reservada para el lanzamiento de los cohetes, fuentes de la investigación descartaron que el foco estuviese relacionado con los fuegos artificiales, aunque «la Policía no conoce la causa detonante y los Bomberos desconocen el origen», apuntaron fuentes municipales. «De haber sido los fuegos de artificio los causantes del incendio hubiese quedado claro desde el primer momento», aseguraron esas mismas fuentes. Se ha abierto una investigación.

El pregón
Una asociación de vecinos lo denunció por «sexista» por la presencia de dos bailarinas con ropas ligeras sobre el escenario.
Cruce de acusaciones
El organizador de los festejos y el pregonero se acusaron mutuamente de haber contratado a las chicas.
Consecuencias
Se prescindió de las gogós del espectáculo de 'Crazy night' para dar protagonismo a una violinista.

El fuego afectó a una zona de maleza y plumeros de la pampa. Creó una gran expectación ante las numerosas personas congregadas, esa noche, en el parque Tuero Bertrand para disfrutar de la última verbena de Montecerrao de este año. Los matorrales ardieron con rapidez y la presencia de plumeros dificultó la extinción de las llamas. De hecho, ayer por la mañana un nuevo conato provocó que los Bomberos acudiesen otra vez al lugar, sin mayores consecuencias. No hubo que lamentar ningún daño personal ni material.

El organizador de los festejos, Ramón del Fresno, fue testigo. Aseguró que el fuego fue fruto de un «sabotaje» propio de un «guión orquestado por gente con intereses ocultos que maniobran contra las fiestas de Montecerrao», afirmó ayer tras la misa en honor de Santa Ana de Mexide, patrona de las fiestas. Del Fresno interpuso una denuncia ante la Policía Nacional la misma noche del incendio y espera que se «aclare» su origen. No ha sido la única denuncia que ha interpuesto en el transcurso de las fiestas.

El pasado domingo también acudió a la Jefatura Superior de Policía para poner en conocimiento de los agentes otro «sabotaje». En esa ocasión, denunció el cambio de los cables del equipo de sonido para provocar una descarga eléctrica de forma «intencionada» con el objetivo de que «al primer movimiento de puesta en marcha del equipo se fundiese», explicó entonces a este periódico. Para Del Fresno «todo pasa porque se están permitiendo demasiado vandalismo y no hay seguridad para controlarlo», se lamentó.

Con todo, puso ayer el acento en la inexistencia de un operativo de seguridad en la zona. «Nosotros solicitamos al Ayuntamiento, cuando preparamos las fiestas, una unidad de Protección Civil y de Bomberos pero no vinieron», lamentó.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, explicó que hay un criterio de «racionalización de los servicios» y que las incidencias que puedan ocurrir se pueden atender con «eficiencia» desde el Parque de Bomberos de Rubín, como así se demostró en el caso de Montecerrao la noche del martes. Las fiestas terminaron, pues, como habían empezado, con polémica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos