La Fiscalía pide 26 años de cárcel para el acusado de asesinar a Karla Pérez

El acusado, en su entrada a los juzgados.
El acusado, en su entrada a los juzgados. / E. C.

El autor confeso se enfrenta al abono de 346.000 euros al hijo, los padres y el hermano de la ovetense muerta en Melilla

J. C. A. OVIEDO.

El pasado 19 de junio la Fiscalía del Principado de Asturias notificó al acusado y autor confeso de la muerte de Karla Pérez, Abdelwahid Aghbalou, que le imputaba un delito de asesinato por los hechos ocurridos en la madrugada del 10 de julio de 2016 en Melilla. Sin embargo, el Ministerio Público no especificaba la cuantías de las penas solicitadas.

Lo hizo ayer, una vez que el Juzgado se lo comunicó a las partes personadas. En total, pide para Aghbalou veintiséis años de prisión, diez de libertad vigilada, retirada de la patria potestad, pago de una multa y el abono de 346.000 euros en concepto de indemnización (200.000 al hijo fruto de la relación con la finada, 60.000 a cada uno de los padres de esta y 26.000 al hermano). Así como el depósito de una fianza de 210.000 euros en concepto de aseguramiento de la responsabilidad civil.

La acusación pública sostiene que los hechos ocurrieron como siguen. Karla Pérez y el acusado habían mantenido una relación durante un año y medio con convivencia en Oviedo y habían sido padres de un niño que contaba con diez meses de vida cuando sobrevino la muerte de su madre.

Antes, en abril de 2016, Aghbalou había sido condenado por sentencia firme dictada por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número uno de Oviedo por un delito de violencia de género por lesiones y amenazas. Le impusieron penas de seis y cinco meses de prisión, así como la prohibición de comunicarse y aproximarse a Pérez durante un periodo de catorce meses. Las dos penas de cárcel fueron suspendidas. El procesado fue expulsado a Marruecos.

Pese a tener orden de alejamiento e incomunicación con la víctima, sostiene el Ministerio público, Aghbalou continuó manteniendo contacto con la mujer a través de una red social. De este modo la convenció para que viajara hasta Tánger, donde residía, para que el niño conociera a sus abuelos paternos. Pérez accedió previo paso para regresar a Ecuador, su país natal.

El 8 de julio de 2016 Karla Pérez y su hijo hicieron escala en Melilla, como habían planeado, antes de cruzar la frontera a Marruecos. En la ciudad autónoma se encontraron con Aghbalou. Los tres pasaron juntos el día siguiente hasta que a las 2.31 horas del 10, el acusado propuso a Pérez adentrarse en una zona despoblada de la playa. Allí mantuvieron una discusión que resultó en el estrangulamiento de la víctima. Por la espalda. En el escrito remitido por la Fiscalía se explica que el presunto asesino dejó el cadáver sobre una jardinera y le robó el teléfono móvil para revenderlo.

Horas después del crimen, Aghbalou se entregó a la Policía Nacional de Melilla con el crío en brazos y prestó declaración. Confesó entonces que había estrangulado a la joven ovetense. La autopsia confirmó el motivo de la muerte.

Fotos

Vídeos