La Fiscalía solicita cinco años de cárcel para el jefe de Prensa de Caunedo

Sánchez y su abogado, en una visita al juzgado. / M. ROJAS
Sánchez y su abogado, en una visita al juzgado. / M. ROJAS

El Ministerio Público advierte prevaricación y falsedad documental en la contratación, en 2013, de dos periodistas para el gabinete municipal

G. D. -R. / J. C. A.OVIEDO.

El Ministerio Fiscal solicita para Rodolfo Sánchez, quien fuera jefe de Prensa de Gabino de Lorenzo y de Agustín Iglesias Caunedo, cinco años de prisión por los delitos continuados de prevaricación y de falsedad documental; unos ilícitos de los que hace también hace responsable al jefe de Modernización del Ayuntamiento y que están relacionados con la contratación de dos periodistas externos para el departamento del Prensa del Consistorio a través de Asac Comunicaciones.

En concreto, la Fiscalía solicita que se imponga a Sánchez una pena de inhabilitación especial para ejercer empleo o cargo público durante nueve años por un delito continuado de prevaricación. Por el de falsedad documental, por presuntamente falsear el expediente para ocultar la irregularidad, cinco años de prisión.

De igual manera, el Ministerio Público también responsabiliza como cooperadores necesarios a los empresarios Maximino Fernández y Marco Antonio Prieto, de Asac Comunicaciones, de los delitos continuados de prevaricación y de falsedad documental, por lo que les pide tres años de prisión. Se da la circunstancia que Maximino Fernández fue condenado la pasada semana a un año y nueve meses de prisión en la sentencia del 'Caso Renedo' por cooperar en la operación de desvío de dinero público.

Las peticiones de pena de la Fiscalía doblan las de la acusación particular que ejerce Somos Oviedo y han trascendido en el auto de apertura de juicio oral dictado por la magistrada Begoña Fernández, titular de Instrucción 3, que deja el futuro de los acusados en manos de la Audiencia. El mismo órgano que rechazó sus respectivos recursos de apelación. Los recursos de apelación para la Sección Tercera «no eran admisibles». La fiscal Esperanza González se opuso a ellos al considerar que fue Sánchez quien «contrató de forma directa» a dos periodistas para que desarrollaran funciones «bajo su mando».

Para ello, mantuvo, actuó junto con los dos empresarios de Asac Comunicaciones. «Para amparar dicha contratación e intentar justificar que no eran trabajadores del Ayuntamiento» se acudió a elaborar informes falsos «simulando así su inclusión en el expediente administrativo» con documentos «que fueron elaborados y firmados el mismo día pese a llevar fechas diferentes». Un documento que no aparecía en el expediente remitido al juzgado y que según la jefa de Interior del Consistorio, Julia Piñera, nadie había tramitado «ni había abierto expediente alguno».

La causa se remonta a 2013 cuando comenzaron a trabajar para el servicio de Prensa del Ayuntamiento dos periodistas a través de la contratista de del servicio de Modernización. Lo hicieron sin que el equipo de gobierno tramitara la pertinente modificación del contrato con la empresa. En su momento fue el grupo municipal de Foro quien realizó la investigación y presentó la querella que abrió la causa. Ahora se le tiene por desistido. En la acusación popular sigue solo Somos Oviedo que solicita penas privativas de libertad menores que la Fiscalía.

Fotos

Vídeos