Forasteros muy asturianos

Representantes institucionales con alumnos y profesores de la Escuela de Asturianía.
Representantes institucionales con alumnos y profesores de la Escuela de Asturianía. / ALEX PIÑA

La Escuela de Asturianía busca extender la cultura regional entre jóvenes extranjeros

PAULA CARRELO OVIEDO.

Jóvenes venidos desde Argentina, Chile, Cuba, México, Venezuela y otros puntos de España, junto con representantes y profesionales del folclore, inauguraron el que es su tercer y último curso en la Escuela de Asturianía.

Esta singular escuela lleva en funcionamiento desde 2002 y su fin es formar monitores regionales, especialistas en todo lo relativo a la cultura de nuestra comunidad. Además, la convivencia de los participantes fomenta las redes entre los diferentes Centros Asturianos, creando así una «gran familia».

Las clases -que comenzaron tras la inauguración- se imparten en el Estadio Carlos Tartiere, su nuevo emplazamiento este año. El director de la Escuela, Fernando de la Puente, asume su último año al frente destacando el gran valor humano con el que cuentan: profesores que también son artistas, como los gaiteros Santi Caleya, José Manuel Gutierrez 'Guti' y Balbino Menéndez; la cantante Anabel Santiago; y los hermanos, exalumnos de la Escuela y ahora expertos del folclore, Laura y Arsenio Ruiz. La 'Teoría del Folclore' será cosa de José Ángel Llaneza, y este año, como novedad, habrá cocina y juegos tradicionales. También se «interactuará» con una «bandina» de música, con un grupo de teatro costumbrista en Perlora o escuchando cantares de chigre y panderetas.

Serán clases «para disfrutarlas», dice De la Puente, «un punto de partida con el que poder enseñar y meter el gusanillo de la cultura asturiana en la cabeza de los demás».

«Una experiencia muy valiosa», apunta la joven argentina María Sol Fernández, nieta de asturianos que aprendió bailes tradicionales en el Centro Asturiano de Buenos Aires. «A veces uno ha estudiado tanto sobre esto que al poder verlo en persona, se impresiona», añade su paisana, la estudiante de gaita María Josefina Moragues. «Nos encanta Asturias, somos 'fans'. Nos sentimos en casa», comentan ambas a la par.

Fotos

Vídeos