Foro dice que no aceptará «un sucedáneo» de la ronda Norte

Cristina Coto. / PIÑA
Cristina Coto. / PIÑA

Coto recuerda que la circunvalación es parte de un acuerdo de su partido con el Gobierno y acusa al tripartito de querer «cargarse» la vía

G. D. -R. OVIEDO.

Mientras el equipo de gobierno de Oviedo pinta rayas alternativas a la ronda Norte que figura en el Plan General de Ordenación Urbana vigente, el Ministerio de Fomento ha encargado un nuevo estudio de alternativas, cuyo ganador, que no su propuesta, se conocerá a finales de este mes; un estudio de cuyas intenciones dudan hasta sus proponentes. La presidenta de Foro Asturias, Cristina Coto, volvió a insistir ayer en que su partido no aceptará ningún «sucedáneo chapucero» de la ronda Norte, entendida como el esbozo que recoge el PGOU y heredera de los estudios impulsados por el fundador de su partido, Fransciso Álvarez-Cascos, en sus tiempos como ministro.

El mensaje de Coto va dirigido al intolerable daño que «el trasnochado tripartito ovetense está haciendo a la capital del Principado» con «su intención de cargarse la ronda Norte», pero no solo. También hay un recordatorio al Gobierno de España, porque la circunvalación es «un compromiso firmado públicamente con Foro», dentro del acuerdo para respaldar los Presupuestos Generales del Estado de 2017, y «no aceptaremos un sucedáneo chapucero pactado con el 'candidato' Lastra en su campaña de primarias socialistas», reparte a dos manos Coto.

Debate vacío

En realidad, el debate es hueco y dos veces falso. Hueco, porque no hay sobre qué debatir. No hay, aún, ni siquiera adjudicatario del nuevo estudio de alternativas para mejorar la movilidad en la falda del Naranco, que es lo que ha pedido fomento a los licitadores. Dos veces falso, porque los cinco grupos municipales rechazan el proyecto de 1998, el de Álvarez-Cascos, pero, en realidad, este tampoco 'cabe'. Sin ir más lejos, el equipo de gobierno, y antes el PP, ha acordado urbanizar y abrir al tráfico un tramo de vía entre Fitoria y Prados de la Fuente, que figura expresamente en el Plan General como suelos reservados para para la ronda Norte.

Lo que sí son ciertos son los atascos.Para Cristina Coto «la ausencia de la ronda genera una realidad diaria que padecen los ovetenses en forma de atascos y caos circulatorio, acrecentado en la zona Oeste de la ciudad; en concreto existen tres puntos negros que sufren particularmente los miles de vecinos afectados»: la calle Ernesto Winter, el puente de Nicolás Soria y la calle Samuel Sánchez. Coto recuerda que «el alcalde, Wenceslao López, sostuvo, en abril de 2015 y como reclamo electoral ante un conjunto de asociaciones de vecinos y colectivos de Oviedo, que la Ronda Norte era 'más necesaria que nunca' con la apertura del HUCA». Ahora ya no.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos