Foro enarbola la bandera de la Ronda Norte para volver a la Corporación

Cristina Coto durante su intervención en el acto. / MARIO ROJAS
Cristina Coto durante su intervención en el acto. / MARIO ROJAS

«Los ovetenses no tienen que renunciar a la vía ni tolerar las mutilaciones que propone el alcalde-florero», defiende Cristina Coto

G. D. -R. OVIEDO.

El Grupo Municipal de Foro Oviedo fue sorpresa electoral (con 7 concejales), azote de Gabino de Lorenzo hasta su retirada, tibio apoyo de Caunedo en ocasiones y después, una sucesión de divisiones internas. Cuatro años más tarde, los ovetenses les dejaron sin sitio en una Corporación con cinco grupos municipales, pero Foro quiere volver y cree haber encontrado una puerta abierta en el rechazo de todos los grupos municipales a la Ronda Norte. Ayer, en un acto de partido -una espicha en la sidrería La Noceda- la líder regional de la formación Cristina Coto insistió en ello: «Los ovetenses no tienen que renunciar a su Ronda Norte ni tolerar las mutilaciones que propone el alcalde-florero de Oviedo, el único en España que pide para su ciudad 'recortes' sobre lo que le ofrecen», denunció.

El punto de apoyo de Foro es el acuerdo para actualizar el estudio de la circunvalación y culminar el proyecto, arrancado al PP en el Congreso a cuenta de la Ley de Presupuestos Generales del Estado, y que compromete el gasto este año de medio millón de euros.

Coto destacó que su partido «recuperó para Oviedo la Ronda Norte», que «somos la única capital de España sin circunvalación pero al tripartito de retroceso no le gusta». Sostuvo que el acuerdo con el PP para recuperar el proyecto es el único válido y «a partir de ahí el tripartito que alegue, el alcalde-florero que se oponga y la administración del Estado que 'pacte' -por utilizar sus palabras (las del Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna)- con los ovetenses, que son los que padecen a diario los atascos».

Al acto acudieron un centenar largo de militantes, cargos -con el diputado, Isidro Fernández Oblanca, y la senadora, Rosa Domínguez de Posada, la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón y presidentes de las juntas locales de Siero, Llanera o Corvera, entre otros- y simpatizantes del partido. También su presidente fundador y expresidente del Principado, Franscico Álvarez-Cascos. Coto aprovechó su intervención para decir a «los ovetenses que tampoco tienen que renunciar a la recuperación del barrio de El Cristo, hoy abandonado a su suerte por la incompetencia de los gobiernos autonómico y local » y cuyo futuro depende de un concurso de ideas que no se fallará hasta marzo de 2019, dos meses antes de esas elecciones en las que Coto dijo estar segura, «no tengáis ninguna duda», de que Foro volverá al Ayuntamiento «de la mano de Carolina Morilla y Camino Gutiérrez» y el resto de compañeros de Foro Oviedo a los que agradeció su esfuerzo.

Denunció que «es enorme el daño causado a la ciudad en estos dos años de acción concertada entre la extrema izquierda ovetense y el socialismo asturiano» y afirmó que el gobierno local «es el ordeno y mando de Somos, la izquierda de 'Rivi', tan capaz de estar en este cóctel como de apoyar unos presupuestos al Partido Popular, y el PSOE de Wenceslao López, que como se dice ya en Oviedo, 'ni es carne ni es pescao'».

Fotos

Vídeos