«Es fundamental que los abogados se sigan formando mientras ejercen»

El exdecano Enrique Valdés Joglar.
El exdecano Enrique Valdés Joglar. / MARIO ROJAS
Enrique Valdés Joglar, distinguido con la Gran Cruz al Mérito en el Servicio a la Abogacía

«Los ciudadanos ahora son más conscientes de sus derechos y los exigen ante los tribunales», dice el exdecano

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Enrique Valdés Joglar lleva casi cuatro décadas ligado a la Abogacía. Nacido en 1955 en Fresnosa (Piloña), estudió la carrera de Derecho en la Universidad de Oviedo. Se colegió en los ochenta y entre 2007 y 2015 ha ocupado el puesto de decano del Ilustre Colegio de Abogados de Oviedo. Tras librar varias batallas al frente de la institución, su legado sigue presente, manteniéndose sus proyectos hasta hoy. Valdés recibirá este lunes la Gran Cruz al Mérito en el Servicio a la Abogacía de manos de la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega. El acto se desarrollará a partir de las 19 horas en la sede ovetense de la calle Schultz.

-¿Le emociona esta distinción?

-Digamos que su concesión entra dentro de la normalidad. Se la suelen dar a casi todos los exdecanos cuando cesan del cargo y no es nada extraordinario. Lo excepcional es ganar las elecciones al decanato del Colegio de Abogados.

-No se quite méritos...

-Agradezco mucho recibir esta medalla, pero tampoco me ha sorprendido porque cuando yo estuve en el consejo se concedió a los exdecanos.

-Terminó su segundo mandato en 2015 y la recibirá ahora.

-Hace un año que la tengo concedida, pero hubo problemas de agenda para organizar la ceremonia. La presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega, quiere dármela en persona y la primera fecha que coincidió fue esta.

-¿Ha cambiado el Derecho en los 38 años que ha ejercido esta profesión?

-Mucho. Se han modificado las leyes y ahora es mucho más complicado porque es más amplio. Además, se han creado normativas para regular ámbitos de la vida que antes no estaban, hay más compañeros y se han incorporado las nuevas tecnologías a nuestro día a día.

-¿Hay también más litigios?

-Le pongo un ejemplo: cuando yo empecé había tres juzgados de Primera Instancia en Oviedo y ahora hay once. Además, hay órganos nuevos que antes no existían como los juzgados de Familia, de lo Mercantil y el Contencioso.

-¿La gente confía cada vez más en la Justicia?

-Sí, los ciudadanos ahora son más conscientes de sus derechos y los exigen ante los tribunales.

-¿Sigue existiendo temor a interponer demandas?

-Hay ciudadanos a los que les resulta extraño que puedas demandar al Estado, a una comunidad autónoma o al Ayuntamiento. Les tenemos que explicar que cuando una persona está ante un tribunal por un problema con la administración, va a estar en una situación de igualdad, ya que en este país hay separación de poderes.

-¿Sigue vinculado a los actuales gestores del Colegio de Abogados de Oviedo?

-Sí, y es una buena amistad. Algunos miembros de mis juntas de gobierno están ahora con Ignacio Cuesta.

-Entonces la labor que esta junta directiva está desarrollando es continuista...

-Me siento orgulloso de que sigan desarrollando mis proyectos, aunque están haciendo cosas diferentes.

-Uno de sus legados es la formación. Cada semana se organizan conferencias y talleres para enseñar los cambios legislativos.

-Es fundamental seguir formándose mientras se ejerce, porque se producen cada poco modificaciones en la jurisprudencia y hay que estar al día para no cometer errores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos