Gabino de Lorenzo: «La actuación policial en Cataluña fue absolutamente proporcionada»

El delegado de Gobierno, Gabino de Lorenzo, conversa con el jefe de la Policía Nacional de Asturias, Ignacio José Díaz Salazar. / ALEX PIÑA

El referéndum catalán marca la celebración de los Ángeles Custodios, fiesta en la que se destacaron los bajos índices de criminalidad en Asturias

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

No hubo palabra ni gesto en el acto institucional de la celebración de los Ángeles Custodios de la Policía Nacional, ayer en el Auditorio Príncipe Felipe, que escapase a la sombra alargada de las consecuencias del referéndum de Cataluña. El delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, fue el primero que lanzó el guante a favor de la actuación policial. El exalcalde de la ciudad tuvo palabras de reconocimiento, dentro y fuera del acto institucional, hacia los policías nacionales y guardias civiles destacados en Cataluña.

Minutos antes de que empezase la celebración y entrega de medallas al mérito policial en la sala de cámara del Auditorio, Gabino de Lorenzo se detuvo ante los medios de comunicación. Ante los micrófonos, el delegado de Gobierno calificó de «absolutamente proporcional» el modo de actuar de los agentes en lo que fue, dijo, una «misión difícil y desagradable».

Más noticias

Ante el referéndum «ilegal» apeló a la sensatez de los catalanes porque «contra la ley no se puede ir», aseveró. No se anduvo con tibieza a la hora de afirmar que si «esta locura irracional» siguiese adelante «el peso de la ley y de la Constitución caerá sobre este proceso engañoso». De Lorenzo apuntó que la imagen que se tralasdó de los incidentes no fue la real: «Yo vi como tiraban piedras y sillas a los policías o les llamaban 'hijos de puta' y eso una fuerza de seguridad no lo puede admitir», dijo, para añadir a renglón seguido que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado destacados en Cataluña no ejercieron «ningún exceso más que el de apartar y eso no se puede hacer con esa dulzura que pretenden», aseveró.

Ya dentro del acto institucional en sí, el delegado de Gobierno calificó el referéndum como un «ataque sin precedentes» a la unidad de España por los que de forma «totalitaria» quieren «imponer» la independencia de Cataluña, sentenció.

Las palabras del delegado de Gobierno vinieron precedidas por la intervención del jefe superior de Policía de Asturias, Ignacio José Díaz Salazar, quien fue condecorado por el propio Gabino de Lorenzo, con la Cruz al Mérito Policial con distintivo Rojo. En su discurso trasladó públicamente «en estos momentos de zozobra en la comunidad autónoma de Cataluña» su «solidaridad y apoyo incondicional» a los efectivos de la Policía Nacional y Guardia Civil «que están velando por el orden constitucional para garantizar la unidad y la integridad del territorio nacional». En un gesto que nada tuvo de improvisado, invitó a todos los asistentes a que «hoy más que nunca y sin complejos gritemos 'Viva España'». Y así se hizo.

Respecto a cuándo regresarán los 195 efectivos, entre Policía Nacional y Guardia Civil, destacados en Cataluña, el jefe superior de la Policía de Asturias no pudo precisar fecha pero sí recalcó su solidaridad y apoyo incondicional a los agentes. En cuanto a si hubo efectivos asturianos heridos en los incidentes del domingo, Salazar reconoció «algunos contusionados leves», aunque no pudo precisar si eran de Asturias o de otras regiones.

La celebración de los Ángeles Custodios también sirvió para destacar, un año más, los bajos índices de criminalidad de la región. «Asturias sigue siendo la región más segura de España junto a Extremadura», apuntó el Delegado de Gobierno, Gabino de Lorenzo. Y tiró de gráficos aunque, dijo, «me llamen el hombre anuncio». Con presentación en pizarra incluida, destacó que Asturias se encuentra veinte puntos por debajo de la media nacional en cuanto a criminalidad. «En Asturias se cometen 24 delitos al año por cada mil habitantes», precisó y comparó la cifra con los 62 delitos por cada mil habitantes que se producen en Baleares.

El jefe superior de Policía de Asturias, destacó por su parte, que en los últimos dos años en Asturias han descendido las infracciones delictivas en 1.600 y las actuaciones policiales en materia de prevención y persecución del delito han aumentado en 1.200.

La celebración de la fiesta de los Santos Ángeles Custodios concluyó con la imposición de las condecoraciones al Mérito Policial. Dos con distintivo rojo, al jefe superior de Policía de Asturias, Ignacio José Díaz Salazar y al inspector jefe, Miguel Ángel Ramos. Además de 41 condecoraciones con distintivo blanco a los agentes que han destacado por su labor policial así como a las instituciones y asociaciones que han colaborado a lo largo de 2017 con la Policía Nacional.

Tras el acto hubo un vino español, en el mismo Auditorio, cuya seguridad ante una emergencia está cuestionada a raíz de unos informes.

Fotos

Vídeos