Un galardón a la lucha contra la prostitución en Asturias

Adolfo Rivas, Azucena Esteban y Marisa Ponga, en la entrega del premio. / A. PIÑA
Adolfo Rivas, Azucena Esteban y Marisa Ponga, en la entrega del premio. / A. PIÑA

Médicos del Mundo, con 73 colaboradores en la región, recibe el Premio de Voluntariado Social del Ayuntamiento por su combate a la trata

D. LUMBRERAS OVIEDO.

«Es un orgullo, porque nos basamos en el voluntariado. Se premia a la esencia de la organización». Así agradeció Azucena Esteban, presidenta en Asturias de Médicos Sin Fronteras, el Premio al Voluntariado Social que le fue concedido por el Ayuntamiento en reconocimiento a su labor con personas prostituidas y víctimas de la trata con fines de explotación sexual. La entidad cuenta con setenta y tres colaboradores en la región, de los que treinta trabajan en el proyecto ganador.

En un acto celebrado en el Palacio de Exposiciones y Congresos, la concejala de Atención a las Personas, Marisa Ponga, alabó el programa, que aunque «quizá no sea tan amplio como los otros que se presentaron» al premio, se dedica a los más vulnerables entre los vulnerables». Trabajan en «entornos y bares donde se ejerce la prostitución en el casco de Oviedo, y después de un proceso de selección muy amplio -no salen a la calle según se presentan- van y ofrecen profilácticos masculinos y femeninos, pautas de salud» como paso previo para actuaciones más amplias.

Patricia Montila, responsable técnica de Médicos del Mundo, detalló que el proyecto lleva en marcha desde 2002 y atiende anualmente en Asturias a entre 300 y 330 personas. «Realizamos las intervenciones en bares donde se ejerce (la prostitución), clubes, pisos o en la calle. Damos un acompañamiento psicosocial a las víctimas», explicó, otorgándoles formación para favorecer su movilidad social. La semana que viene comenzarán con asesoramiento sobre violencia de género.

Al acto acudieron los concejales Diego Valiño y Belén Acevedo y numeras personas del mundo del tercer sector, como Adolfo Rivas, director de la Fundación Vinjoy. Esta entidad ganó el premio en 2016 con un taller en el que personas con discapacidad enseñaban arte. Parte de las pinturas resultantes de esas actividades se exponen en el Palacio de Congresos hasta el viernes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos