Lastra mantiene que el gasto anual del antiguo HUCA es inferior al millón de euros

Lastra mantiene que el gasto anual del antiguo HUCA es inferior al millón de euros
El edificio de Maternidad del antiguo HUCA. / MARIO ROJAS

El Partido Popular cree que los datos son «sesgados» y que el Principado ha gastado 20 millones en «ruinas»

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

María del Carmen Pérez García de la Mata interpeló ayer al Consejo de Gobierno del Principado acerca de los gastos de mantenimiento del antiguo Hospital Universitario de Asturias en El Cristo. No era la primera vez y previsiblemente no será la última aunque Fernando Lastra, consejero de Infraestructuras, terminó su intervención citando el Libro del Eclesiastés. Hay un tiempo para todo.

Porque según el PP, las cifras que maneja, 20 millones de euros desde que se trasladó la actividad a La Cadellada, a razón de cinco al año, son «escandalosas». Solo en 2014, año de la mudanza y en la que estuvo parcialmente operativo, se gastaron 8,4 millones. Pérez García de la Mata, censuró, asimismo, que el Gobierno regional «sigue dejando pasar el tiempo» en la zona, lo que repercute en la actividad del barrio donde se «castiga a miles de vecinos y cientos de empresas, que ven cómo se devalúan sus propiedades». Para la diputada popular, pagar tales cantidades «resulta inadmisible a la vista de las necesidades acuciantes de la región».

Según el Ejecutivo autonómico, las cifras del gasto en el mantenimiento de los edificios que continúan con actividad ha ido bajando paulatinamente. En 2017, la cifra era de 1,7 millones y el consejero de Sanidad, Fernando del Busto, avanzó en noviembre, también en sede parlamentaria, que el presupuesto para los edificios que mantienen actividad en el antiguo complejo sanitario es de 918.000 euros. Ayer quien defendió la cifra fue Lastra para enojo de la diputada popular que afirmó que los gastos del viejo HUCA están «camuflados».

El consejero de Infraestructuras, sin embargo, se mantuvo en los 918.000 euros que despiezó en el pago del IBI -un recibo que ronda el medio millón de euros-, y los gastos de mantenimiento de ascensores, protección antirayos, gastos corrientes de luz, agua y seguridad.

«Un vacío»

La popular reaccionó a esos guarismos afirmando que «ya sabía que iba a obtener por respuesta un vacío». Censuró que se mantenga una «mole cerrada a cal y canto» y se lancen «concursinos» y falsas promesas, en alusión a los procesos participativos y el concurso internacional de ideas del que saldrá el documento rector del ámbito. Está, en la acusación popular de que se han gastado 20 millones de euros la creencia de que «los gastos son sesgados, son los que corresponden al Sespa pero faltan los que completan el total de 20 millones de mantener esa ruina», afirmó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos