El Gobierno cierra el local de una asociación que distribuía alimentos con «irregularidades»

El local de la asociación, cerrado. / PABLO LORENZANA
El local de la asociación, cerrado. / PABLO LORENZANA

«Llevábamos más de quince años con el reparto, nos han arruinado», lamenta la presidenta de AIRA, la entidad afectada

D. L. OVIEDO.

Funcionarios del área de Agricultura y Pesca de la Delegación de Gobierno, apoyados por la Policía Nacional, procedieron el pasado jueves a precintar el local de la Asociación de Inmigrantes Residentes en Asturias (AIRA) de la ciudad, situado en la calle Llano Ponte. El motivo, según fuentes de la Delegación de Gobierno, es que esta entidad, que se dedica entre otras tareas al reparto de alimentos a familias con necesidades, estaba cometiendo «irregularidades» y «dando a cualquier transeúnte, cuando no se puede hacer. Tiene que haber una valoración».

El conflicto viene por algunos palés de leche a punto de caducar que diversas familias entregaron a la asociación para no tirarlos. La presidenta de AIRA, Berta Montoya negó tajantemente las acusaciones del Ejecutivo: «Es mentira, no se está dando sin control. Hay libros en la asociación». Aseguró que la intervención policial fue «un espectáculo» y los vecinos ahora desconfían de ellos e incluso les piden que devuelvan artículos donados. «Llevamos más de quince años con el reparto. Yo no soy Fernández Villa. Nos han arruinado», lamentó.

Fotos

Vídeos