Los grafiteros de Oviedo podrán evitar la multa si limpian su dibujo

Los grafiteros de Oviedo podrán evitar la multa si limpian su dibujo
Dos policías vigilando la plaza del Sol, pasto de pintadas. / A. PIÑA

El edil de Seguridad defiende la vigilancia con patrullas en vez de cámaras

D. LUMBRERAS OVIEDO.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, salió ayer al paso de las quejas de los vecinos del centro de la ciudad, recogidas por este diario, sobre la multitud de grafitis que tiene El Antiguo. «En el momento en que empiece a articularse la limpieza, vamos a ir coordinándonos para mantener el control en esas zonas» mediante patrullas de la Policía Local, «a ver cómo va mejorando», anunció.

Al hilo de esta cuestión, el Grupo Municipal de Ciudadanos tachó ayer de «tirar el dinero público» el plan para limpiar las pintas «si no se refuerza con medidas preventivas». En concreto, el portavoz naranja, Luis Pacho, reclamó más control «mediante videocámaras o con la policía de barrio que ya hemos reclamado hace un año», así como el «endurecimiento de las sanciones a los infractores y talleres de concienciación de los escolares sobre lo que supone cumplir unas mínimas normas de convivencia cívica y respeto por el patrimonio de todos».

«Esas son la actuaciones que nosotros defendemos y que este equipo de gobierno no se atreve a aplicar por una permisividad mal entendida. Mientras tanto, la ciudad sigue degradándose cada día más», afeó el edil opositor. Ciudadanos también señaló que el hecho de que el contrato de limpieza de pintadas en El Antiguo tenga un mes de garantía sobre nuevas pintadas supone «que no se está poniendo encima de la mesa ninguna medida efectiva para evitar que se repita».

No va por el camino de lo que pide Pacho el plan de Fernández: «Las cámaras las estamos valorando por seguridad vial. En El Antiguo hay espacios susceptibles, otros con más dificultad y otros que ya las tienen, como la plaza de la Constitución. Pero es una medida que a veces es efectiva y a veces no». El responsable de Seguridad Ciudadana apuesta por «mantener presencia» policial porque «hay espacios en los que hay cámaras y hay grafitis, como las estaciones de tren».

Tampoco piensa el edil en implantar la policía de carrio. «Iremos controlando con los medios que hay, no tenemos los 50 policías que dice Caunedo que hacen falta» para crear esta unidad, insistió. No se puede hacer más, considera, cuando hay casi los mismos policías que en Albacete, ciudad con 180.000 habitantes, 40.000 menos que Oviedo.

En cuanto a las multas, Fernández afirmó que se «actualizarán» en la Ordenanza de Convivencia. También se ofrecerá a los grafiteros que limpien su grafiti en lugar de pagar una sanción.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos