«Es muy grato que valoren y premien lo que haces de manera desinteresada»

Angel López, 'Iti', ayer por la mañana tras recoger la placa que le acredita como 'Trubieco del Año'.
Angel López, 'Iti', ayer por la mañana tras recoger la placa que le acredita como 'Trubieco del Año'. / PIÑA

El entrenador de las categorías infantiles del Real Juvencia recibe el galardón de la Sociedad de Festejos de Trubia | Ángel López, 'Iti' 'Trubieco del Año'

CECILIA PÉREZ TRUBIA.

A Ángel López (Vega de Trubia, 1955) todo el mundo le conoce como 'Iti'. Su trabajo desinteresado como entrenador de las categorías infantiles del Real Juvencia y su lucha y compromiso con el deporte y sus valores en la localidad cañonera han sido las bazas que le han valido para que la Sociedad de Festejos de Trubia le elegiera por unanimidad como el 'Trubieco del Año'.

-¿Cómo ha recibido el galardón?

-No contaba con ello, fue toda una sorpresa.

-¿Por qué?

-Pues porque yo simplemente trabajo con los críos en el club y que la Sociedad de Festejos de Trubia valore eso me produce una gran alegría y satisfacción. Yo soy de Trubia de toda la vida, nací y vivo aquí y es muy grato que valoren y premien lo que haces de manera desinteresada.

-Usted es una persona muy conocida y muy querida.

-Llevo muchos años con el Juvencia. Primero como jugador, luego como entrenador, tesorero..., siempre he estado vinculado al club y a Trubia.

-Han conseguido para el Real Juvencia una reivindicación histórica: la cesión del campo de fútbol al Ayuntamiento durante 50 años.

-Ha sido toda una satisfacción para los que estamos en el Juvencia. Ha sido una gran lucha que ha llevado a un gran logro para el club porque ahora vemos la luz al final del túnel.

-¿En qué se traduce esta cesión?

-Para empezar, vamos a contar con un césped artificial. A partir de septiembre el Ayuntamiento iniciará el cambio para dotar al recinto de un campo sintético. Esto va a suponer que se podrá jugar en el campo de Quintana y también entrenar en él. De este modo, los niños no tendrán que desplazarse hasta La Pixarra, en Oviedo.

-Están en plenas fiestas de Trubia. Este es el segundo año tras haberlas recuperado. ¿Cómo lo vive?

-En todos los pueblos tiene que haber una fiesta al año. Aquí se perdieron y la nueva Sociedad de Festejos de Trubia las recuperó. Ha sido gracias al impulso de gente joven y es un gran logro para el pueblo que se tendrán que ir consolidando.

-¿Llegarán a ser algún día como las fiestas de la fábrica de armas de antaño?

-Aquellas eran unas fiestas importantísimas. Eran los años en los que la fábrica de armas estaba a pleno rendimiento y colaboraba con los festejos. Había carrozas, desfile de cabezudos, grandes orquestas. Yo las viví hace muchos años y daba gusto pero nunca es tarde para seguir mejorando.

-El movimiento asociativo en la localidad, ¿ayuda a ello?

-Antes Trubia era muy participativa ahora la localidad se ha convertido en una ciudad dormitorio. Hay mucha gente de fuera y no se involucra en la vida del pueblo. Las asociaciones de aquí hacen mucho, pero la gente no responde.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos