«La Guardia Civil ha evolucionado, pero seguimos siendo un cuerpo militar»

El capitán de la Compañía de Oviedo gestiona un plantel de 140 agentes y destaca la labor desempeñada por sus compañeros en Cataluña

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Juan Pedro Fernández Molina (Fuencaliente, Ciudad Real, 1966) es el capitán de la Guardia Civil y Jefe de la Segunda Compañía de Oviedo. Asegura que no ha conocido otra vida que la del cuartel. Primero hijo y ahora padre de Guardia Civil, lleva 17 años en Asturias tras pasar por Navarra, Ciudad Real y Cantabria.

Su primer destino en el Principado de Asturias fue Gijón y desde hace cinco años capitanea la segunda Compañía de Oviedo en el acuartelamiento de Rubín. Afable y campechano bajo su mando operan 140 hombres y mujeres repartidos entre los diez puestos de los que consta la compañía, además de la Policía Judicial, el Equipo Roca especializado en robos, el Seprona de Grado y el Equipo de Investigación.

Tiene muy presente que la evolución de la Guardia Civil pero recuerda que «seguimos siendo militares». Desde su despacho del cuartel de Rubín aprovecha para recordar a «mis compañeros de Gijón, que están destinados en Cataluña» y alabó la labor realizada por los agentes de Oviedo, que ya han regresado de la misión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos