El Heraldo levanta el vuelo

El Heraldo a caballo, representado por el jinete Omar Alonso a lomos de 'Bandolero', con la comitiva en la cabalgata a su paso por la calle Uría. / MARIO ROJAS
El Heraldo a caballo, representado por el jinete Omar Alonso a lomos de 'Bandolero', con la comitiva en la cabalgata a su paso por la calle Uría. / MARIO ROJAS

150 figurantes lo acompañan a pedir el permiso para celebrar el Martes de Campo | La cabalgata, más multitudinaria y con mayor recorrido, se completa este año con exhibiciones de cetrería y un mercado medieval

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Vestido de blanco impoluto, el Heraldo a caballo, representado por el jinete Omar Alonso a lomos de 'Bandolero', recorrió ayer al mediodía el centro con destino a la plaza del Ayuntamiento con un cometido: pedir permiso al alcalde para la celebración del Martes de Campo.

En esta ocasión, el Heraldo no paseó en solitario. No solo se alargó el recorrido hasta la calle Progreso, sino que le acompañaron 150 figurantes y músicos. Entre ellos dos trompeteros que con el himno 'The Deum' animaron a los ovetenses a unirse a la comitiva para solicitar que mañana se pueda comer el bollo y la botella de vino en el Campo de San Francisco.

Como no podía ser menos, el permiso fue concedido por el alcalde sobre la una de la tarde. Wenceslao López emitió un sí rotundo desde el balcón consistorial. Tras la autorización, los ovetenses ya pueden celebrar las fiestas de La Balesquida, que vivirán mañana su día grande. Como novedad, un halcón voló ayer cinco veces por la plaza de la Constitución guiado por el especialista José Antonio Alonso, que recordó que esta especie se utiliza cada otoño para espantar los estorninos del Campo.

La Sociedad Protectora de la Balesquida aspira a aumentar los actos en torno a la cabalgata del Heraldo en años venideros. Su presidente, José Antonio Alonso, solicitó ayer el apoyo municipal para que las actividades programadas durante la semana anterior al Martes de Campo cobren cada vez más protagonismo: «Estamos muy contentos porque hemos ampliado el recorrido y el número de participantes. También recuperamos la figura del sastre mayor, ha habido un espectáculo de malabares con fuego, otro cetrería y han participado varios grupos folclóricos como la Real Banda de Gaitas 'Ciudad de Oviedo'».

La petición fue recogida al vuelo por el alcalde: «Al Ayuntamiento no le queda otra que colaborar. Estas son posiblemente las fiestas más antiguas de España y merece la pena volcarse con ellas».

Tras estas palabras, el espectáculo se dirigió a la plaza de la Catedral, donde artesanos de Amieva, Peñamellera Alta o Nava ofrecían sus productos y comentaban que las ventas estaban resultando buenas: «Estuvimos con el puesto de quesos durante el mercado de La Ascensión y hemos notado que este fin de semana hay mejor ambiente porque el tiempo acompañó», valoró la representante de la quesería La Collada, Aurora Pilar González. A su vera, Antonio Rozalén vendía vasos de sidra dulce por un euro y la naveta Inés Castro promocionaba sus chorizos de jabalí, potro y adobados en ajo negro: «Este mercado está muy bien para ser su primera edición y el año que viene repetiremos».

Protectora:
la Banda de Música Ciudad de Oviedo actuará esta tarde en el patio del Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo. La actuación, que arrancará a las ocho de la noche, estará dirigida por David Colado Coronas y contará con la participación del grupo de baile Flamenco Vivo. Durante todo el día, además, se podrá visitar la exposición que la entidad muestra hasta el domingo en el palacio de Toreno. La entrada para ambas actividades es gratuita.
Cofradía:
celebrará a partir de las ocho de la tarde una misa en la capilla de La Balesquida en honor a los cofrades y bienhechores difuntos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos