Un hombre «bueno» pero con «malas compañías»

José Manuel Fernández Vázquez, ‘Lolín’, se instaló hace más menos de un año en el piso de la plaza de Primo de Rivera donde residía con su pareja

C. PÉREZ

A José Manuel Fernández Vázquez todos le conocían como ‘Lolín’. Nació en Teverga pero la mayor parte de su vida la pasó en el barrio ovetense de La Tenderina. Allí vivió con sus padres hasta que estos fallecieron. «Era un hombre bueno y muy popular», aseguró Alberto Reigada, párroco del barrio que ofició su entierro el pasado jueves. «Todo el mundo lo conocía porque era inconfundible ya que le faltaba una pierna», aseveró.

‘Lolín’ se trasladó hace menos de un año al piso de la plaza de Primo de Rivera donde residía su pareja. La casualidad hizo que ella falleciese de una sobredosis de droga cuatro días antes de que el portero del inmueble hallase el cadáver apuñalado del hombre. La mujer era una conocida drogadicta en el barrio. «Llevaba pinchándose desde los 14 años», aseguró una vecina, la misma que afirmó ante la Policía Nacional que al piso en el que vivía la pareja «no paraba de entrar y salir gente para pincharse». Los familiares del fallecido le advirtieron en varias ocasiones de que «lo iban a encontrar muerto en cualquier parte de continuar con esas compañías» e intentaron, en varias ocasiones y sin éxito, que se alejase de su pareja y su entorno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos