Un hombre se enfrenta a tres años de prisión por abusar sexualmente de una menor

La víctima, de 14 años, le abrió el portal y sufrió la agresión en el ascensor antes de escapar; al día siguiente, el acusado volvió a intentarlo

C. PÉREZ / D. LUMBRERAS OVIEDO.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial juzgará el próximo martes, 4 de julio, a un hombre al que la Fiscalía le pide una pena de prisión de tres años y cuatro meses por un delito de abusos sexuales a una menor.

Los hechos ocurrieron el 29 de noviembre de 2016. Ese día, sobre las tres de la tarde, la niña que por aquel entonces tenía 14 años se encontraba esperando el ascensor en el portal del edificio donde residía.

Según recoge el escrito del Ministerio Fiscal, la menor observó que en el exterior del portal un hombre estaba llamando a los timbres, por lo que «pensando que era el cartero, confiadamente le abrió la puerta».

Una vez dentro del portal y cuando llegó el ascensor, el acusado se introdujo en él tras la menor y pulsó el botón del último piso. En ese momento, el procesado aprovechó para dar dos besos a la niña y comenzó a tocarle con una mano las nalgas y con la otra una pierna con «un movimiento ascendente». La menor le apartó y le dijo que «no le gustaba lo que estaba haciendo», según recoge la Fiscalía.

El procesado, lejos de apartarse, le decía a la niña que «le gustaba», se acercó a ella de nuevo y «la mordisqueó en la cara». La menor trató de nuevo de apartarle justo en el momento en que el ascensor llegó al último piso. La puerta se abrió automáticamente y la niña aprovechó la circunstancia para propinar un empujón al acusado y salir del ascensor para descender por las escaleras hasta su casa.

Regresó al día siguiente

El acusado regresó al día siguiente al portal de la menor sobre las tres y veinte de la tarde y esperó a que la niña llegase del colegio. Cuando ella entró en el portal, el acusado, que se hallaba fuera, picó a la puerta del portal para que le abriera. La pequeña no abrió la puerta al reconocer a su agresor.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de abusos sexuales y solicita para él una pena de prisión de tres años y cuatro meses y la prohibición de aproximarse a la menor a una distancia inferior de 500 metros, de su domicilio, colegio o lugares de ocio que pueda frecuentar la niña, así como de comunicarse con ella.

Se da la circunstancia que este hombre ya había sido condenado en sentencia firme de 22 de octubre de 2014 por sendos delitos de robo con violencia y lesiones. Se encuentra en prisión desde el 7 de diciembre de 2016.

Fotos

Vídeos