Un hombre intenta atracar un banco en la calle Uría y amenaza con volar el edificio

La sucursal donde tuvo lugar el intento de atraco. / PABLO LORENZANA
La sucursal donde tuvo lugar el intento de atraco. / PABLO LORENZANA

El delincuente, de 67 años y que ocultó su rostro con una bufanda, fue detenido por la Policía después de que un empleado accionara la alarma

D. L. OVIEDO.

Un individuo de 67 años fue detenido ayer tras intentar atracar un banco, en el número 6 de la calle Uría, bajo la amenaza de explotar el edificio si no le daban el dinero. El suceso tuvo lugar pasadas las diez de la mañana, pero se resolvió rápido: minutos después, la Policía Nacional redujo al autor, que permanece en los calabozos acusado de tentativa de robo con intimidación. No tenía antecedentes; los agentes creen que quería saldar deudas.

Según relató el empleado que atiende la caja de la entidad bancaria, el delincuente accedió a la oficina en un momento en que no había clientes y el resto del personal se encontraba en la parte de arriba. Ocultó su rostro tras una bufanda, pero el trabajador pudo ver que «no iba bien afeitado, estaba un poco desastrado, y nervioso», le describió

Cuando se aproximó al mostrador para pedir dinero, «dejó una carta en la que decía que tenía un detonador en el bolso». Y advirtió que estaba dispuesto a todo: «No pienso volver a la cárcel y para los cinco meses que me quedan me tira del pijo llevármelo todo por delante», dijo.

Un empleado bajó entonces de la parte de arriba y junto a su compañero intentaron tranquilizar al hombre a la par que le avisaron de que la caja fuerte tardaría media hora en abrirse. Unos instantes que aprovecharon para activar la alarma y avisar a la Policía Nacional. Dos agentes que iban de paisano por la zona, dentro de la campaña 'Comercio seguro', se personaron rápidamente y redujeron al atracador contra el suelo. «No tengo nada, no tengo nada», se defendió.

«Ha sido una mañana muy divertida», aseguró el empleado de la caja con humor. «Ni miedo ni no, no pasa nada, no tienes otra opción. ¿Qué vas a hacer? Intentar solucionarlo lo mejor posible», relató. Gracias a su sangre fría, no hubo ningún daño que lamentar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos