«Ilusionante pero a riesgo de quedar en nada», afirma el PP

J. C. A. OVIEDO.

El líder del Partido Popular de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo, dijo ayer que el proyecto del bulevar de Santullano, a su entender, es «atractivo e ilusionante que, si se realizara podría ser muy bueno para Oviedo y en particular para unas zonas muy necesitadas de inversiones». Sin embargo, Caunedo teme que todo quede en «una infografía más de las que el tripartito acostumbra a pasear por los periódicos».

Duda el exalcade de la pericia del equipo de gobierno de llevar a cabo la operación. «La realidad la componen, por un lado, las características técnicas y económicas y, por otro, la capacidad de quien lo gestiona», dijo. «Si las primeras son complicadas, lo que más lo alejará de la realidad será la nefasta capacidad gestora de quienes hoy ostentan el gobierno local, como se ha demostrado en numerosas ocasiones».

Considera el portavoz del PP ovetense que el equipo de gobierno tiene por delante el «reto» de conseguir ejecutar el proyecto. «De nada sirve la concesión de fondos europeos si después hay que devolverlos por falta de ejecución de lo comprometido», afirmó Caunedo y recordó el 'Silicon Valley de Ventanielles' o el mercado en La Corredoria.

El grupo municipal de Ciudadanos consideró, por su parte, que el tripartito pretende volver a la «vieja» y «fracasada» fórmula del modelo de aparcamientos de Cinturón Verde. «El proyecto ganador propone eliminar dos párkings gratuitos, el del centro comercial Los Prados y el del palacio de los Deportes, para construir aparcamientos a través de concesiones a empresas privadas, para que financien el proyecto. Es decir, que al final los ciudadanos tendrán que pagar por aparcar donde ahora aparcaban gratis», explicó Luis Zaragoza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos