Un informe no halla ADN del presunto homicida de Salesas en el arma del crimen

Agentes de la Policía Científica saliendo del portal el día que sucedieron los hechos. / ALEX PIÑA
Agentes de la Policía Científica saliendo del portal el día que sucedieron los hechos. / ALEX PIÑA

El Juzgado de Instrucción número 2 levanta el secreto de sumario ocho meses después de la muerte a puñaladas de José Manuel Fernández

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

El juzgado de Instrucción número 2 que investiga el homicidio de José Manuel Fernández Vázquez, 'Lolín', el hombre que apareció muerto a puñaladas en el cuarto de basura del número 8 de la calle Primo de Rivera, ha levantado el secreto de sumario. Lo ha hecho ocho meses después de un crimen, ocurrido la madrugada del 27 de junio del año pasado, sobre el que aún sigue habiendo contradicciones.

La primera de ellas viene de la mano del único encarcelado por este homicidio, un amigo de la novia del fallecido, en prisión desde el 5 de julio. Según ha podido saber este periódico, un informe técnico sobre los restos biológicos recogidos durante la investigación e incorporado al sumario del caso revela que «ninguna de las muestras de ADN recogidas en el arma del crimen y en el escenario donde apareció el cadáver son del detenido». Sí hay restos de otras personas, al menos de dos más. De hecho, este fue uno de los motivos por los que el secreto de sumario se prolongó tantos meses.

El juzgado había solicitado diligencias para investigar pruebas relacionadas con material genético hallado en el lugar del crimen que no coincidían con el del detenido.

Por lo tanto, la única prueba que inculpa al presunto agresor, y por la que ingresó en prisión provisional, comunicada y sin fianza son unas grabaciones de las cámaras de vigilancia del edificio donde residía José Manuel Vázquez. Las imágenes revelan que el presunto homicida entró en el portal a las doce y cinco de la noche y salió a las doce y diez, según recoge el sumario. «Materialmente es imposible que en ese tiempo se pueda cometer un crimen. No se puede entrar en el portal, subir al segundo piso, levantar a una persona a la que le falta una pierna, bajar con ella de nuevo al cuarto de la basura y matarlo», aseguró una fuente cercana al caso. «Esa noche y en ese margen de tiempo entraron muchas personas en el edificio». A esto hay que añadir que el presunto asesino de 'Lolín' el día de los hechos «tenía el brazo en cabestrillo por una lesión».

«Ya era hora de saber»

El levantamiento del secreto sumarial ha supuesto un cierto alivio para la familia de José Manuel. Su hermana, Marisol Fernández aseguró que «ya era hora de empezar a saber algo». Aún así, se mostró cauta ante los datos que se han ido conociendo sobre el caso porque «aún queda mucho por mirar y esto va a ser largo».

Para empezar, habrá que esperar a conocer la fecha del juicio, lo único que ha trascendido es que será un jurado popular el encargado de decidir sobre el homicidio de Salesas por el que, de momento, hay un único acusado y encarcelado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos