Inquietud ante las dificultades añadidas a la contratación de los festejos

El Ayuntamiento deberá reajustar el capítulo de transferencias y dotar de financiación para el nuevo personal de refuerzo de la FMC

G. D. -R. OVIEDO.

Romper el vínculo histórico del Ayuntamiento con la Sociedad Ovetense de Festejos, le saldrá caro a la segunda, casi seguro abocada a desaparecer al quedarse sin financiación y sin objeto social; pero puede no salirle barato al Consistorio. Fuentes del equipo de gobierno reconocen su intranquilidad ante las dificultades que añadirá a los trámites de contratación el trasapaso de funciones a la Fundación Municipal de Cultura. Esta es una entidad dependiente del Ayuntamiento y, por tanto, sujeta a la Ley de Contratos del Sector Público. Cosas como las del año pasado, con la SOF colocando el alumbrado navideño calle a calle y a través de contratos menores tienen nombre ante la Fiscalía y penas ante el juzgado: fraccionamiento de contratos e inhabilitación. Además, la Fundación de Cultura está demostrando las mismas incapacidades que el resto del Ayuntamiento para contratar. Para la Noche Blanca tuvo que externalizar la gestión. Para remate existen problemas entre el personal, una reforma de los estatutos pendientes y un gerente rebajado de funciones nada más ser nombrado y de baja. «Tendremos que estar muy encima», admite un concejal del gobierno.

No es la única dificultad. La decisión obligará a repasar el proyecto de presupuestos para el año que viene. Por un lado para llevarse las transferencias a la SOF hacia la Fundación Municipal de Cultura, pero también para dotar de financiación inmediata al nuevo personal que, aunque sea con carácter temporal, deberá reforzar la plantilla de esta última. Y todo con la cabalgata de Reyes en el horizonte inmediato y confiando en que los trabajadores de la SOF se desempeñen con eficiencia estas semanas, pese a las dudas sobre su futuro laboral una vez que el Ayuntamiento deje de financiar a la sociedad.

Temas

Sof, Oviedo

Fotos

Vídeos