Investigan un intento de robo con el método 'bumping' en un piso del barrio de los Dominicos

La calle donde se produjo el intento de robo, en el barrio de Santo Domingo.
La calle donde se produjo el intento de robo, en el barrio de Santo Domingo.

Los ladrones no se llevaron nada del domicilio a pesar de que forzaron la cerradura, que quedó «inutilizada»

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

La Policía Nacional investiga un intento de robo con el método 'bumping' en una vivienda de la calle de Carlos Asensio Bretones, en el barrio de Santo Domingo.

La denuncia la presentaron los propietarios del piso el miércoles por la noche. Según fuentes policiales, el suceso tuvo lugar durante el fin de semana aprovechando que los dueños se encontraban unos días fuera del domicilio.

Cuando regresaron a su casa se dieron cuenta de que no podían abrir la puerta. Llamaron al cerrajero y éste les dijo que había sido «inutilizada». Inmediatamente dieron aviso a la Policía Nacional. Los agentes hallaron un testigo de plástico que generalmente utilizan los ladrones para comprobar si la vivienda está habitada. Confirmaron, además, que la cerradura había sido forzada a través del método 'bumping'. Cuando los propietarios entraron en el domicilio comprobaron que no les faltaba nada por lo que queda descartado el delito de robo con fuerza pero sí se investiga un intento de allanamiento de morada.

Robos en El Cristo

La Policía Nacional, mientras tanto, sigue investigando los robos cometidos en tres viviendas de la zona de El Cristo también con el método 'bumping'. Uno de ellos tuvo lugar en un domicilio de la urbanización de la plaza de Teodoro López Cuesta, entre El Cristo y Montecerrao. Las otras dos viviendas que sucumbieron a los ladrones están ubicadas en la plaza de La Paz, según confirmaron desde la Jefatura Superior de Policía de Asturias. Se llevaron dinero y joyas.

Se da la circunstancia, además, que en el piso asaltado en la plaza de Teodoro López Cuesta se halló un testigo de plástico: una tira transparente que los cacos insertan entre la puerta y el marco para comprobar si la vivienda está habitada. Si el plástico permanece en el mismo sitio durante varios días, los ladrones dan por hecho que el piso está vacío y aprovechan la ocasión para acceder.

Ayer mismo, varios agentes de la Policía Nacional peinaban la zona próxima al centro comercial del Calatrava. Este control policial responde al dispositivo específico que ha establecido la Jefatura Superior de Policía de Asturias para prevenir los robos en las viviendas durante los meses estivales.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos