El arzobispo acepta reunirse con el alcalde de Oviedo pero critica las formas de Rosón

El alcalde y el arzobispo durante el Corpus Christi, en 2016.
El alcalde y el arzobispo durante el Corpus Christi, en 2016. / M. R.

Sanz Montes subraya que la Diócesis «está al corriente de todos los impuestos»

D. LUMBRERAS OVIEDO.

El arzobispo de Oviedo, fray Jesús Sanz Montes, respondió ayer al «requerimiento» que le hizo el pasado 23 de enero el concejal de Economía, Rubén Rosón, para que colabore en la elaboración de un listado de bienes eclesiásticos que, a juicio del edil, deberían pagar «todos los impuestos municipales» por no estar afectos al culto. El prelado asegura «no tener ningún problema en reunirme con usted». Pero no se dirige a Rosón, sino al alcalde, Wenceslao López, y anticipa que la Iglesia «no tiene ningún trato especial».

«La Diócesis de Oviedo está al corriente de todos los impuestos municipales y nos atenemos en todas nuestras obligaciones fiscales, cumpliendo con nuestros deberes ciudadanos», comienza aclarando Sanz Montes. Rosón basa su reclamación fiscal en una sentencia que obliga a un colegio religioso a pagar al Ayuntamiento de Getafe el Impuesto de Construcciones y Obras (ICIO) por unas reformas. El arzobispo afirma que «no existe edificio ni actividad en Oviedo en las que la Diócesis haya evadido el ICIO, para tranquilidad del remitente del escrito».

El prelado insiste en que «la Iglesia está sometida al régimen fiscal del resto de entidades no lucrativas», como las fundaciones, porque «la exención en el IBI es un 'incentivo fiscal' regulado en la Ley de Mecenazgo, que considera que muchas instituciones desarrollan una labor valiosa para la sociedad». Recuerda al regidor que están libres de pagar este tributo tan variopintas como las entidades deportivas, las sedes de partidos y sindicatos, la ONCE, religiones con acuerdos con el Estado, el Museo del Prado o la SGAE. «Es natural que un Estado democrático promueva el incentivo a quienes trabajan a favor del bien común».

Más información

En caso de duda, se extiende el prelado, cabe recordar una sentencia del Tribunal Supremo de 2014: solo se salvan de la exención del IBI los inmuebles de la Iglesia «salvo aquellos afectos a explotaciones económicas no exentas del Impuesto de Sociedades». Sanz Montes ha negado que se dé tal circunstancia en Oviedo y el propio Rosón asegura que no consta que la institución pague el Impuesto de Sociedades.

Sin nombrarlo en ningún momento, el arzobispo reprocha al alcalde la conducta de Rosón: «Quiero manifestarle que me sorprende el fondo y la forma con la que se me ha hecho este requerimiento». También recuerda que «mientras se decía por parte de algún edil que se esperaba mi respuesta, era difícil responder a una carta que no habíamos recibido» hasta «tres días después». Con todo, tiende la mano a López: «Me tiene a su disposición, dentro de la cordialidad y la mutua colaboración» con el Ayuntamiento.

Reacciones

El edil de Economía se mantuvo ayer en silencio a la espera de la recepción oficial de la carta. Sí se pronunció la portavoz de Somos, Ana Taboada. Declaró que están «interesados en tener una reunión» con Sanz Montes, si bien «estas cosas hay que hablarlas con tranquilidad y sosiego, no hay ningún problema».

La también vicalcaldesa argumentó que «lo que se exime del deber de pagar impuestos, por las sentencias que ha habido, tiene que ver con las actividades de culto. Todo lo que no lo sea, y no tenga un uso social muy determinado, debe participar como cualquier oenegé o asociación de los impuestos, municipales u otros que se planteen».

Taboada: «Estas cosas hay que hablarlas con tranquilidad y sosiego, no hay problema»

El socialista Ricardo Fernández, también insistió en la pertinencia de la acción municipal: «Entendemos que es la Administración la que tiene que hacer la indagación, como con cualquier otra entidad o empresa, se valora la información del interesado». Ello es así porque cualquiera que deba pagar, razonó, «te va a decir que no es sujeto pasivo de ningún tributo». «No valoro lo que diga este señor. Con lo que tenemos ahora entendemos que hay un campo en el que actuar, que es el IBI», aseveró.

IU guardó silencio, tras lograr que se aprobase su propuesta para que el Consistorio indague en el Catastro los bienes de la Iglesia que serían gravables.

Por la oposición, el Grupo Municipal de Ciudadanos llamó a Somos a recurrir a Podemos en el Congreso de los Diputados «si lo que se quiere es algo más que buscar titulares». «La legislación es meridianamente clara con respecto a los bienes por los que está exenta de pagar impuestos la Iglesia y por cuáles no. Lo único que tiene que hacer el tripartito es cumplir la ley, no meterse en futuros pleitos perdidos», al igual que «pasó con el IBI diferenciado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos