Y el Jordán pasó por Oviedo

Un momento del bautismo. / P. LORENZANA
Un momento del bautismo. / P. LORENZANA

3.000 personas abarrotan 'El Calatrava', dedicado durante el fin de semana a la advocación de esta denominación cristiana

J. C. A. OVIEDO.

El segundo día de la asamblea regional anual que 3.000 testigos de Jehová celebran durante el fin de semana tuvo su momento emotivo cuando 17 «candidatos» de entre 15 y 87 años dieron el paso de ser bautizados en su fe, conscientemente y con una gran «alegría y emoción», como explicó José Luis Gión, uno de ellos.

En un ambiente de hermandad, festivo y a la vez solemne, el propio Gión fue el primero en sumergirse en la piscina bautismal ubicada a tal efecto junto al auditorio del Palacio de Congresos. «Quiero ayudar a más gente a que conozca la 'Verdad', llevo mucho tiempo en ella y estoy contento y emocionado de dar este paso», afirmó.

Una de las más jóvenes, Claudia Alonso, de 16 años, salío entre lágrimas del rito bautismal. «Para mí es el paso más importante que puedo dar en la vida. A pesar de que existen muchas culturas y muchas religiones en el mundo, esto es lo mejor que me podría haber pasado, entrar en la casa de Jehová con la gente que quiero, para hacer feliz a Dios», explicó Alonso.

Fotos

Vídeos