José María Hevia despide las actividades de la Catedral con poemas e imágenes

D. L. OVIEDO.

El canónigo José María Hevia despidió ayer la temporada de actividades para abonados de la Catedral con una fusión entre literatura, fotografía y música.

Apoyados por Guillermo Martínez al órgano, lectores habituales de la liturgia y el sacerdote Constantino Bada recitaron doce poemas de autores como Constantino Cabal y Ángeles López (en asturiano), Gerardo Diego, Santa Teresa de Jesús y hasta dos composiciones en latín y hebreo. Como acompañamiento, fotografías de la torre de la Catedral y de arte sacro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos