El 14 % de los jóvenes ovetenses, dispuestos a delinquir si no mejora su situación

Carlota Fernánjdez-Cid, Candela Herrera, Marisa Ponga y Ángeles Crespo, ayer en la Universidad. / P. L.
Carlota Fernánjdez-Cid, Candela Herrera, Marisa Ponga y Ángeles Crespo, ayer en la Universidad. / P. L.

Un estudio del Conceyu de la Mocedá d'Uviéu revela que los chicos ovetenses tienen peores condiciones de vida que los demás asturianos

D. LUMBRERAS OVIEDO.

¿Qué estarías dispuesto a hacer si tu situación económica no mejorase en 1 año? Un 14% por cierto de los jóvenes responde que robar o vender drogas; un 1,9% incluso se prostituiría. Es una de las conclusiones más llamativas del 'Estudio sobre la situación de la juventud de 18 a 30 años en el municipio de Oviedo', que se presentó ayer en la Universidad.

El estudio, realizado por un equipo de investigadoras del Conceyu de la Mocedá d'Uviéu y la Asociación Luar, se basa en 277 encuestas realizadas en los cinco distritos urbanos de la ciudad a lo largo de este año. En líneas generales, la población joven tiene claro que en quiere independizarse y que la sociedad debe cambiar (lo cree el 90%), pero tienen lo difícil, con condiciones de vida peores que las de las generaciones anteriores y también que las del resto de asturianos, sin embargo la crítica al sistema no se traduce en una implicación para cambiarlo.

Son los jóvenes que tienen un empleo precario
Más los de 25 a 30 (26,5%) que los de 18 a 24 (19,4%).
Es el porcentaje de mujeres jóvenes que afirma sentir miedo si camina por la calle sola de noche
En el caso de los hombres, es el 13,6%.
Jóvenes ovetenses no pueden hacer frente a un gasto imprevisto
En Asturias es el 27%.

Así, un tercio de los jóvenes dice estar económicamente peor ahora que en 2013. A pesar de encontrarse en la capital del Principado, un 5% de ellos vive en la pobreza severa y un 23,4% en pobreza relativa. La región tiene indicadores mejores: 3,6% y el 21,8% respectivamente. Las condiciones de vida han empeorado, lo que se refleja en que un cuarto asegura que ha sufrido algún problema de salud mental (ansiedad, depresión...). La mitad ha tenido que reducir su ocio por cuestiones monetarias. A pesar de que se sienten sobrecualificados, un 40,3% se muestra dispuesto a aceptar cualquier trabajo. No es de extrañar, con un paro juvenil del 24,8%, 11,8 puntos superior al del resto de Asturias.

El estudio también muestra unas claras diferencias entre los barrios: ricos en el oeste y en el centro, más pobres en el este. La zona de San Claudio a Ciudad Naranco es en la que viven más jóvenes con casa propia, el 35,9%, y no hay jóvenes en exclusión severa (0), frente a San Lázaro-Otero, cuyos porcentajes son del 13,9% y el 8,3%.

Un 31,5% ya están independizados, sin embargo más de la mitad (el 54%) quiere hacerlo, sin éxito, porque 8 de cada 10 carece de fondos para ello. El Cristo es la zona donde más encuestados disfrutan de hogar propio (el 44%) y en La Corredoria es donde muchos desean tener un piso y no lo tienen (el 60,4%).

La investigación esboza también cómo piensan los jóvenes. Un 65,2% está en contra de la monarquía, un 51,5% del capitalismo y el 86,6% se declara a favor de acoger refugiados. Sin embargo, al final solo un 23% forma parte de asociaciones o grupos informales. Los del centro son los más participativos en el cambio social (70,7%).

La presidenta del CMU, Carlota Fernández-Cid, valoró el estudio como «un golpe en la mesa», un baño de realidad que espera sea útil para las instituciones públicas y privadas. Lamentó que los jóvenes tengan que «trabajar en bares de copas y a un recién licenciado le exijan cinco años de experiencia». La concejala de Atención a las Personas, Marisa Ponga, recogió el guante: «Trataremos de que la situación de la juventud mejore».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos