El compañero del bombero que falleció en Uría dice que están «desamparados»

El compañero del bombero que falleció en Uría dice que están «desamparados»

Dice que los funcionarios están «desamparados» después de que se considerase la muerte de Eloy Palacio como una «imprudencia temeraria»

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Juan Carlos Fernández Granda 'Cuni' ha preferido mantenerse en un segundo plano desde el 7 de abril de 2016, momento en el que su compañero Eloy Palacio falleció durante las labores de extinción del incendio de Uría, 58 donde él también resultó herido leve. Sin embargo la sentencia que rechaza indemnizar a la familia y califica el accidente como una « clara imprudencia temeraria» le ha hecho cambiar de opinión.

Confiesa que esta situación es «demoledora» y de «extrema «gravedad» y cree que con este auto los bomberos están «desprotegidos» ante las administraciones públicas: «Todas nuestras intervenciones son según este auto una imprudencia temeraria y los efectivos estamos desamparados en nuestro trabajo. Mañana cualquier bombero puede estar en el lugar de Eloy», relata a lo largo de una carta, donde también anima a los ovetenses y a los efectivos de otros servicios de bomberos a sumarse a la manifestación que el martes partirá de la calle Uría a las 16.30 horas y llegará media hora más tarde al Ayuntamiento donde se celebrará el Pleno.

«Los bomberos tenemos que despertar y estar unidos. El camino lo podemos empezar juntos el martes frente al edificio donde perdió la vida nuestro compañero y terminará cuando las administraciones y el gobierno de la nación reconozcan una profesión tan digna y fundamental para la seguridad de todos los ciudadanos», añade 'Cuni' en este escrito.

Fernández Granda fue uno de los ocho testigos que declaró durante la vista que evaluó si la familia debía de recibir una indemnización de 397.807 euros por el fallecimiento de Palacio en accidente laboral. Este bombero confirmó que durante el incendio de la calle Uría hubo problemas de agua: «No sé si al principio hubo problemas pero mientras estábamos en el brazo articulado abríamos la manguera y a los dos minutos ya no había agua», apuntó ante la magistrada.

A lo largo del juicio, también, se comprobó que ningún mando estaba en la calle Uría en el momento del derrumbe. Sin embargo estos hechos no sirvieron para que la jueza estimase la demanda que la tanto la viuda como los hijos de Palacio presentaron y donde la titular del juzgado de lo Social número 2, María Cristina García, sentenció que el fallecimiento de Palacio se debió a la «desobediencia a la instrucción recibida y reiterada» de atacar el fuego desde el exterior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos