El acusado de agredir a una mujer reconoce que se aprovechó de ella porque «iba bebida»

El acusado de agredir a una mujer reconoce que se aprovechó de ella porque «iba bebida»
El presunto agresor actuó en la zona oeste de la ciudad. / PIÑA

El hombre, procesado también por abusar sexualmente de dos menores, declaró ante la Audiencia Provincial que no actuó «con violencia»

Cecilia Pérez
CECILIA PÉREZ

El hombre de 38 años detenido en febrero de 2017 como presunto autor de una agresión sexual a una mujer de 28 años y de dos delitos de abusos sexuales a dos niñas de 12 y 14 años reconoció ayer ante la Sección Segunda de la Audiencia Provincial haber agredido sexualmente pero «sin violencia» a la primera de ellas aprovechando que se encontraba «bebida». La mujer de 28 años fue la primera en denunciar los hechos ante la Policía Nacional. Su testimonio desencadenó una minuciosa investigación para identificar y detener al que fuentes policiales consideraron en su día un «depredador sexual».

El procesado compareció ante el tribunal «sereno», como así describió su abogado, José María Muñiz Somolinos, tras la celebración de la vista oral que se desarrolló a puerta cerrada. Un juicio en el que testificaron el acusado, las tres víctimas y los agentes policiales encargados de la investigación. El primero en declarar fue el procesado, que reconoció los hechos.

Ana María González, abogada de la víctima de la agresión sexual ejerció de acusación particular. Explicó que el procesado argumentó que la madrugada del 24 de abril de 2016 iba conduciendo su vehículo, un cuatro por cuatro con llantas muy llamativas, cuando observó que la víctima se disponía a entrar en el portal de su domicilio. Esgrimió que bajó a ayudarla porque «estaba bebida y muy mal». Esta fue la excusa de la que se valió para asegurar literalmente ante el Tribunal que se «aprovechó de la situación» y abusó sexualmente de la mujer pero «sin violencia». El procesado negó que cogiese a la joven con fuerza por el cuello sino «suavemente por la cintura» y que como ella no se resistió y «no dijo no», él entendió que hubo consentimiento para mantener relaciones sexuales.

La acusación particular pide elevar la pena por la agresión sexual a 12 años de cárcel

Esta declaración es totalmente contraria a la que prestó durante la fase de instrucción. En esa ocasión negó haber agredido a la mujer. La acusación particular ve en esta maniobra una argucia para que sea condenado por un delito de abuso sexual y no de agresión al no poder acreditar violencia a la hora de consumar «una violación de libro».

Pero este argumento se vio rebatido con la declaración de los agentes de la Policía Nacional que llevaron a cabo la investigación. Constataron que el procesado había seguido a la víctima y que incluso horas antes había hecho lo mismo con otra mujer a la que no llegó a agredir. Las cámaras de un local de ocio junto al edificio de la víctima así lo confirmaron. La clave fueron las imágenes grabadas que recogieron como el acusado se bajaba de un cuatro por cuatro con unas llantas muy llamativas y entraba al portal tras la mujer. Un coche que describieron a la perfección las tres víctimas. Además, las pruebas de ADN practicadas al detenido confirmaron su identidad.

En los portales

En la sesión de ayer también declararon las dos niñas de 12 y 14 años que sufrieron abusos sexuales por parte del procesado. Él se introdujo con ellas, ambas vestidas de uniforme escolar, en el ascensor de sus respectivas casas y les pidió que le ayudaran a atarse los zapatos. Cuando las niñas se agacharon, el hombre les tocó sus genitales. Estos hechos ocurrieron seis meses después de la primera agresión, entre octubre y noviembre de 2016.

La Fiscalía pide para el acusado 18 años de prisión. Diez por la agresión sexual y ocho años por los dos abusos sexuales a las menores. La acusación particular de la víctima de la violación solicita una condena de doce años de cárcel, la pena máxima para este tipo de delitos por lo que el hombre, casado y padre de un niño de corta edad, podría enfrentarse a un total de veinte años de prisión. El juicio continúa hoy, a partir de las diez y media de la mañana, en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos