Juzgan a un empleado de la Sociedad de Recaudación por amenazas por celos

Se enfrenta a una pena de un año de cárcel y una multa de 3.360 euros

EFEOviedo

La Fiscalía solicita una pena de un año de cárcel y una multa de 3.360 euros para un empleado de la Sociedad Regional de Recaudación del Principado de Asturias acusado de acceder a los datos de un matrimonio para amenazar al hombre por celos. El juicio se celebrará a las 10:00 horas de mañana en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, con sede en Oviedo.

El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado, empleado de la Sociedad Regional de Recaudación del Principado de Asturias tenía en tal calidad clave personal de acceso a la base de datos informática "Tributas", en la que se contenían datos personales de los contribuyentes, como nombre, DNI, dirección, teléfono y e-mail, entre otros.

Aprovechando esa circunstancia, accedió a la base y efectuó búsquedas para localizar y obtener datos de la víctima y su esposa.

Según la acusación de la Fiscalía, el acusado había mantenido una relación afectiva con una mujer que había sido compañera de trabajo de la víctima.

El procesado, según sostiene el Ministerio Público, estaba en la creencia de que éstos tenían una relación personal, de la que se sentía celoso y por ello albergaba "resentimiento" hacia la víctima.

Por ello, se sirvió de la información obtenida para remitir entre abril y mayo de 2016 varias cartas anónimas a su esposa, dirigidas a su domicilio y lugar de trabajo, en las que le decía que su marido mantenía una relación extramatrimonial. Además, añade la Fiscalía, el procesado llamó a la víctima para decirle que si no dejaba de ver a la mujer tenía que tener cuidado con su madre y su hija.

El acusado llegó a esperar a la víctima en la puerta del garaje de su vivienda para encararse y decirle: "Ten cuidado, sé todo de ti, voy a hacerte daño, voy a por ti". Ante la presencia de varias personas que por allí pasaban el acusado se fue mientras le decía: "Ya te cogeré, te vas a enterar tú".

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la intimidad y de otro leve de amenazas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos