Kutxabank retoma el proyecto de Colloto-Roces con 900 viviendas previstas

Kutxabank retoma el proyecto de Colloto-Roces con 900 viviendas previstas

La entidad continúa la tramitación del ámbito, que afecta a casi 16 hectáreas al suroeste de la localidad, después de seis años de parálisis

G. D. -R. OVIEDO.

El Ayuntamiento acaba de aprobar el proyecto de compensación del ámbito urbanizable Colloto-Roces, donde están previstas en el PGOU casi 900 viviendas, presentado por Harri Hegoalde 1. Detrás del nombre, se encuentra la división inmobiliaria de Kutxabank, el banco surgido de la fusión de las cajas de ahorros vascas. Es un avance más desde que el año pasado, después de seis sin mover un papel, la misma promotora tramitó el proyecto de actuación para el ámbito que afecta a casi 16 hectáreas situadas al sureste de Colloto.

Tras el estallido de la crisis, en España, Pedro Solbes dijo que el impacto «sería de unas pocas decenas de millones de euros», pero por si acaso dimitió meses después. Casi los primeros millones en esfumarse lo hicieron aquí al lado, entre Cerdeño y Roces, en lo que urbanísticamente se llama el ámbito urbanizable Colloto-Roces.

En octubre de 2008, Aguas de Panticosa traspasó a La Kutxa la propiedad de sus terrenos en el plan parcial. El nombre de Aguas de Panticosa puede sonar raro, ya que la empresa era titular del balneario del mismo nombre en Aragón, pero su presidente era el empresario astur-mexicano Luis Nozaleda, accionista mayoritario de las Bodega Enate y socio de los Masaveu en otros proyectos enológicos. Era uno de los primeros signos de la caída del Grupo Nozar junto al fracaso del plan de La Talá en Llanes, del que también tuvo que desprenderse en favor de su financiera, Cajastur, para reducir su pasivo en 41 millones de euros. Las cifras de Colloto-Roces no trascendieron. La caja de ahorros guipuzcoana prefirió no precisarlas.

Tampoco ahora. Las cifras, los planes, con la revisión del Plan General al fondo se mueven para ganar posiciones no para empezar de inmediato las obras. De hecho, Colloto-Roces es casi inviable tal y como está planteado ya que comparte costes de urbanización con el colindante de Colloto-Ciudad Jardín. Entre otros, los necesarios para construir una nueva traída de agua desde el depósito de Venta del Aire a casi ocho kilómetros de distancia. A ello hay que sumar los accesos desde la N-634 y las obras de urbanización necesarias para convertir en calles, zonas verdes y solares edificables casi 160.000 metros de prados en pendiente. No parece fácil.

Fotos

Vídeos