Ana Taboada replica que la licencia de la planta de asfalto de Priorio es un tema «político»

Ana Taboada replica que la licencia de la planta de asfalto de Priorio es un tema «político»

La vicealcaldesa advierte de que la instalación acarreará problemas de contaminación y por tanto, el permiso no es solo una cuestión técnica

R. A./ D. L. OVIEDO.

Las palabras de Isaac Pola, el consejero de Industria, de que la autorización para la instalación de una planta de asfalto en Priorio se debe a procedimientos «garantistas» y «no opinables» no han sentado nada bien a la primera teniente de alcalde de Oviedo. Ana Taboada apuntó ayer que en este procedimiento se deben tener en cuenta los problemas de contaminación que se generarán y que afectarán a la salud de los vecinos: «Este procedimiento no es solo una cuestión técnica sino que también política».

También se pronunció sobre este tema el edil de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo. Durante la presentación de una nueva ruta por Oviedo criticó las palabras que el edil Luis Pacho dijo el jueves, cuando aseguró que mientras en el Parlamento regional Podemos encabeza las protestas en el Ayuntamiento «reconoce que tendrá que dar la licencia de actividad». «En ningún momento se dijo que la Administración iba a conceder la licencia porque aún no se sabe», apuntó ayer. De igual modo, explicó que el proceso está en un punto muerto: «Los expedientes municipales no pueden avanzar hasta que tengamos una resolución sobre el estudio ambiental que se va a hacer. Si se cumplen todas las cuestiones legales, se darán los permisos», espetó.

No solo Somos se opone a la apertura de esta planta de asfalto. Los cinco grupos municipales apoyaron en el Pleno de febrero las reivindicaciones de los vecinos. Se comprometieron a hacer todo lo posible por paralizar su implantación. Es más, la Administración local ha presentado un recurso contra este procedimiento en el que insta a que se realice una nueva resolución en la que se recoja una declaración de impacto ambiental ordinaria en vez de la que aparece en el expediente y que es de carácter simplificado.

Los vecinos, por su parte, siguen mostrando su rechazo a la planta de asfalto. El jueves se manifestaron delante de la Junta General para pedir la paralización del proyecto. Es más, llegaron a llamar «mentiroso» a Isaac Pola, cuyo departamento tendrán que estudiar ahora las trescientas alegaciones presentadas al proyecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos