La limpieza del encapsulamiento de cenizas piritas de La Manjoya sale a concurso

R. A. OVIEDO.

En el orden del día de la junta de gobierno que se celebró ayer por la mañana en el Ayuntamiento, y que duró más tiempo de lo normal, se recogía el punto: 'Ejecución del programa de vigilancia ambiental del encapsulamiento de cenizas de piritas en La Manjoya'. A simple vista puede parecer una adjudicación más. Pero no lo es. Los técnicos municipales se encontraron hace unos meses que la empresa Allanzana Ingaud no realizaba las labores de supervisión y tampoco se llevaban las sustancias tóxicas de la antigua fábrica de explosivos a Cogersa. Intentaron contactar con la administrador de la empresa, Antonio Azorín, pero no dieron con él, por eso ahora el equipo de gobierno tiene que sacar de nuevo la licitación para que se realicen estas labores, según informaron ayer fuentes municipales.

La adjudicación de este contrato se hizo a los pocos días de llegar el equipo de gobierno actual al Ayuntamiento, aunque el proceso de contratación se realizó durante los últimos meses del mandato de Agustín Iglesias Caunedo. Su duración era de dos años, prorrogables a otro más y costó a las arcas municipales un total de 31.000 euros.

Fotos

Vídeos